Defensa de la Alegría


Defender la alegría como una trinchera

defenderla del caos y de las pesadillas

de la ajada miseria y de los miserables

de las ausencias breves y las definitivas


defender la alegría como un tributo

defenderla del pasmo y de las anestesias

de los poco neutrales y de los muchos neutrones

de los graves diagnósticos y de las escopetas


defender la alegría como un estandarte

defenderla del rayo y la melancolía

de los males endémicos y de los académicos

del rufián caballero y del oportunista


defender la alegría como una certidumbre

defenderla a pesar de dios y de la muerte

de los parcos suicidas y de los homicidas

y del dolor de estar absurdamente alegres


defender la alegría como algo inevitable

defenderla del mar y las lágrimas tibias

de las buenas costumbres y de los apellidos

del azar y también

también de la alegría


Mario Benedetti

4 comentarios:

Monelle/Carmen (Coeditora Soterrània) 11:26:00  

Maravilloso Benedetti, un placer leerlo también aquí. Gracias.
Besos.
Carmen

chati 12:48:00  

Ayer mi dia fue :( por eso hoy hago todo lo posible por estar :D que tengas un buen dia guapa

Clematide 23:20:00  

Gracias Carmen linda, la verdad es que siempre es buen momento para leer a Benedetti. Besos!

Clematide 23:22:00  

Pues espero que tu esfuerzo haya dado resultados. Los contrastes son interesantes, gracias a ellos saboreamos los cambios.
Besitos guapísima y mucho ánimo!

Ramillete de palabras

Si has llegado hasta aqui, es porque el amor no conoce fronteras ni límites.

Datos personales

Mi foto
Aprendiza de la vida