Mis tesoros


Cuando era pequeña no era una niña muy sofisticada, no tenía la típica cajita musical, con danzarina girando al abrirse, femenina y romántica, en cambio tenía una caja de zapatos, nada vistosa, en la que guardaba grandes y valiosos tesoros.

Entre otras cosas tenía un sacapuntas con forma de perrito triste que me regaló una amiga en tercero de EGB (eso que se estudiaba en la antigüedad antes del primaria y secundaria de ahora), el último cromo del álbum de la abeja Maya (los regalaban con los danones, y te podías considerar afortunado/a si conseguías completar la colección...yo lo logré con la ayuda de un primo que obtuvo este último cromo, creo recordar que con métodos poco ortodoxos) y un extraño juego de tarjetas que nunca supe cómo jugar, quizá fue ese misterio el que le otorgó el privilegio de residir en mi cajita especial.
Cuando fui creciendo (no demasiado, dicho sea de paso) dejé eso de las cajas de tesoros, pues entre otras cosas consideraba señal de madurez dejar atrás los símbolos de la infancia.
Pero se ve que voy involucionando y de nuevo tengo una caja de tesoros, aunque lo he camuflado en forma de blog, para disimular.
Siempre que lo abro me saluda un gatito que ronronea agradecido cuando le acaricio el pechito con el puntero del ratón (¡menuda paradoja! quizá no se alegraría tanto si supiera a quién pertenece el puntero, je je je. ). Tengo enlaces de lujo con otros blogs especiales y queridos, de vez en cuando escribo o transcribo lo que considero interesante, adornándolo con imágenes que me parecen sugerentes. Y además colecciono realmente halagada y agradecida regalos en forma de comentarios, y visitas, aunque no dejen rastro visible.
Voy coleccionando mis propios tesoros y me permito expresar de vez en cuando mis intereses, agradecimientos, alegrías, curiosidades y demás asuntos que tienen algún efecto sobre mis emociones y sentimientos.
Dicho de otro modo, esta es mi manera adulta de volver a la niñez y seguir recopilando tesoros mágicos.

Hoy quiero guardar un tesoro más en esta cajita.

Quiero dejar un amor inmenso, el que siento por todos vosotros, incluso por los que no abren la tapadera de esta caja, y por mí misma, y mis sinceros deseos de felicidad y prosperidad en el año que comenzaremos mañana.

Disolverse...


En la existencia no hay nadie que sea superior y nadie que sea inferior. La hoja de brizna y la gran estrella son absolutamente iguales... Pero el hombre quiere ser más que otros, quiere conquistar la naturaleza, de ahí que tenga que luchar constantemente. Toda la complejidad surge de esta lucha. La persona inocente es aquella que ha renunciado a luchar, a la que no le interesa ser más superior, a la que ya no le interesa actuar, probar que es alguien especial, la que se ha vuelto como una rosa o como una gota de rocío sobre la hoja de loto, la que se ha vuelto parte de este infinito, la que se ha fundido, se ha disuelto y se ha convertido en uno con el océano y no es más que una ola, la cual no tiene idea del "yo".


Osho The White Lotus Chapter 6

Brindar una sonrisa


No cuesta nada, pero crea mucho.

Enriquece a quienes la reciben sin empobrecer a quienes la dan.

Ocurre en un abrir y cerrar de ojos, y su recuerdo dura a veces para siempre.

Nadie es tan rico que pueda pasar sin ella, y nadie es tan pobre que no pueda enriquecerse con sus beneficios.

Crea la felicidad en el hogar, alienta la buena voluntad en los negocios y es la contraseña de los amigos.

Es descanso de los fatigados, luz para los decepcionados, sol para los tristes y el mejor antídoto contra las preocupaciones.

Pero no puede ser comprada, pedida, prestada o robada porque es algo que no rinde beneficios a nadie a no ser que sea brindada espontánea y gratuitamente.

Brinda tu sonrisa, sobre todo, a aquellos que nunca rien, porque nadie necesita tanto una sonrisa como aquel a quien ya no le queda ninguna que ofrecer.

Altamente recomendado


Cada persona tiene su don. Estoy convencida de ello.

En algunas personas es como si lo guardaran celosamente y con el tiempo suficiente descubrimos cualidades y aptitudes que ellas mismas consideran algo natural y con frecuencia no valoran pues vivió siempre con ellas.

En otras personas es más evidente. Solo hay que echar un vistazo a los frutos de su creatividad, de sus movimientos, de cualquier cosa que hacen, y se ve automáticamente ese sello personal y único que solo ellas saben imprimir.

Es el caso de Carlos. Allí donde llega con su particular visión y su cámara, pone arte, pone luz, pone vida, pone un barniz especial que hace que la imagen que atrapa quede para siempre jamás realzada como una secuencia única de la vida. Su don es rescatar un momento sencillo de la vida cotidiana para hacerlo formar parte de otro mundo lleno de color, matices, brillo, y magia.

Como ocurre en los cuentos cuando la princesa rescata a la ranita de la vulgaridad para convertirla en príncipe.

Su blog y sus fotos aqui...la visita merece la pena.

¡¡¡MUCHA FELICIDAD!!! (¡Atrévete a pulsar el play!)


Christmas Comments by Crazyprofile.com

Nos visita el invierno


El solsticio de invierno, en el hemisferio norte, significó para muchos pueblos indoeuropeos el triunfo del Sol Invicto sobre las tinieblas, el renacimiento del Astro Rey. Desde épocas ancestrales, los primeros grupos humanos celebraban el solsticio de invierno como la noche del nacimiento de la luz.Por todo ello, el día del solsticio de invierno significó una celebración en muchas civilizaciones antiguas de todo el mundo.Con respecto a la instauración de la Navidad: es evidente que el desarrollo de la tradición y simbología cristiana tuvo lugar en la Europa mediterránea. El Oriente mediterráneo estaba influenciado por la cultura helenística, el centro por la romana y el Occidente por el panteón céltico. El norte de Europa también estaba influenciado por culturas indoeuropeas como el propio celtismo o las religiones germánicas y eslavas. En ese caldo de cultivo se asentó una religión que chocaba frontalmente con las creencias anteriores a la cristiandad.La Iglesia fue fundada en sus orígenes por misioneros judíos. De hecho, las primeras comunidades cristianas asentadas en las provincias del Mediterráneo Oriental y Asia Menor estaban dirigidas por los Apóstoles de Jesús y sus primeros seguidores, todos judíos. Poco a poco se fueron admitiendo gentiles, paganos. Se cree que hubo un cierto periodo de tiempo con un alto grado de conflictividad entre los partidarios de mantener los ritos tradicionales hebreos o de romper totalmente con ellos. Es fácil suponer que también habría un periodo en el que las primeras comunidades tuvieron que meditar si los ritos paganos podrían ser incorporados y aceptados. Este parece ser el caso de las fiestas del solsticio. El Sol Invicto y su resurrección estaban muy presentes en todas las comunidades donde el cristianismo se iba propagando.Pero si podemos poner un lugar exacto de introducción del cristianismo en Europa, ese lugar es Roma. Roma celebraba una de las fiestas más importantes entre el 17 y el 25 de diciembre: Las Saturnales. Todo apunta a que la Iglesia Católica decidió fijar el desconocido nacimiento de Jesús en esta festividad. Sin duda fue un acierto, nada mejor que explicar a los cristianos gentiles que el renacimiento del Sol Invicto y su triunfo sobre las tinieblas no era más que un símbolo del nacimiento del Hijo de Dios y su triunfo sobre el Mal.
En el año 354, el papa Liberio decretó la instauración de la fiesta de la Natividad el 25 diciembre. Poco a poco, la mayor parte de las Iglesias Cristianas fueron adoptando esta fecha como la perfecta para dicha celebración.


Fuente:www.ocultismoyconspiracion.com/2008/12/rituales-durante-el-solsticio-de-invierno.html

Suburbia



En el centro de mi vida

en el núcleo capital de mi vida

hay una fuente luminosa un surtidor

que alza convicciones de colores

y es lindo contemplarlas y seguirlas


en el centro de mi vida

en el núcleo capital de mi vida

hay un dolor que palmo a palmo

va ganando su tiempo

y es útil aprender su huella firme


en el centro de mi vida

en el núcleo capital de mi vida

la muerte queda lejos

la calma tiene olor a lluvia

la lluvia tiene olor a tierra


esto me lo contaron porque yo

nunca estoy en el centro de mi vida

Mario Benedetti

Humor para el frío




Hombres guapos, sí, ¿pasa algo?

Vale, mucho espíritu, mucha poesía, mucho bla bla bla, pero aqui falta algo. Un poco de tierra firme, un poquito de alegría para la vista...un hombre guapo.
No podía decidirme así que me los he traido a todos, bueno, no a todos, ya me gustaría, he secuestrado a los que he podido.
Podréis ver que tengo debilidad por las viejas glorias, pero es que hay algunos difíciles de superar, como Paul Newman o Rock Hudson (¡el mal rato que me llevé cuando me enteré de sus inclinaciones sexuales!) o Sean Connery (mucho mejor madurito que de joven).
En fin...

















































Alas para volar


La mente puede aceptar límites en cualquier parte. Pero la realidad es que, por su naturaleza misma, la existencia no puede tener límites, porque ¿qué existirá más allá de los límites?. Nuevamente otro cielo. Es por esto que estoy diciendo que hay cielos sobre cielos disponibles para tu vuelo. No te conformes fácilmente. Aquello que se contentan fácilmente permanecen pequeños: pequeños sus goces, pequeños sus éxtasis, pequeños sus silencios, pequeños en su ser. Pero no hace falta! Esta pequeñez es tu propia imposición sobre tu libertad, sobre tus posibilidades ilimitadas, sobre tu potencial ilimitado.


Osho Live Zen Chapter 2

De cómo la inocencia disipa las barreras


No tengo nada en contra de la televisión, opino como Groucho Marx: fomenta la cultura pues siempre que la enciendo me dan ganas de apagarla y coger un libro.
Por otro lado, quién es quién para juzgar qué es bueno y qué no. Hay gustos para todo y respetar es vivir en armonía.
Algunas cosas se pueden salvar, y entre ellas personalmente me encanta el anuncio de este año de Toys’r’us, o como diría un amigo sin sentido del ridículo, el toirrú (léase con un acento andaluz ‘apretao’, o sea sin eses, marcando bien la erre y con acento en la ú).
En la juguetería se ven dos hermanos. El niño, mayor, tiene a su hermanita cogida de la mano, cuando empiezan a ver atónitos cómo los juguetes van bajando de las estanterías y se van arremolinando hasta construir un gigante de enormes proporciones con grandes ojos y boca de plastilina (o eso me parece a mi).
Si yo estuviera allí se habría chafado el anuncio, pues ante tal visión habría hecho un surco bien profundo en el suelo dejando una estela de humo mientras huía hacia Tegucigalpa presa del pánico. No me seduce la idea de morir engullida por un gigante aunque sea de juguete y tenga sornisa de plastilina celeste. Lo confieso.
Pero la valiente niña del anuncio, contenta ante semejante transformación y la expectativa de diversión alza su vista hacia el monstruito-multi-juguete y balanceándose con sus preciosas coletas le pregunta con una fresca sonrisa llena de ingenuidad: ¿Juegas?.
Y el gigante enternecido por la propuesta de la peque sigue el balanceo de sus coletas con sus ojos de colorines dibujando una amplia sonrisa de complicidad en su cara de juguete.
Me derrito cada vez que lo veo, no puedo negarlo.

Cuento Zen


Un importante catedrático universitario se encontraba últimamente en extraños estados de ánimo: se sentía ansioso, infeliz y si bien creía ciegamente en la superioridad que su saber le proporcionaba, no estaba en paz consigo mismo ni con los demás. Su infelicidad era tan profunda cuan su vanidad. En un momento de humildad había sido capaz de escuchar a alguien que le sugería aprender a meditar como remedio a su angustia. Ya había oído decir que el zen era una buena medicina para el espíritu.
En su región vivía un excelente maestro y el profesor decidió visitarle para pedirle que le aceptara como estudiante.
Una vez llegado a la morada del maestro, el profesor se sentó en la humilde sala de espera y miró alrededor con una clara -aunque para él imperceptible- actitud de superioridad. La habitación estaba casi vacía y los pocos ornamentos sólo enviaban mensajes de armonía y paz. El lujo y toda ostentación estaban manifiestamente ausentes.
Cuando el maestro pudo recibirle y tras las presentaciones debidas, el primero le dijo: "permítame invitarle a una taza de té antes de empezar a conversar". El catedrático asintió disconforme. En unos minutos el té estaba listo. Sosegadamente, el maestro sacó las tazas y las colocó en la mesa con movimientos rápidos y ligeros al cabo de los que empezó a verter la bebida en la taza del huésped. La taza se llenó rápidamente, pero el maestro sin perder su amable y cortés actitud, siguió vertiendo el té. El líquido rebosó derramándose por la mesa y el profesor, que por entonces ya había sobrepasado el límite de su paciencia, estalló airadamente tronando así: " ¡ Necio ! ¿ Acaso no ves que la taza está llena y que no cabe nada más en ella ?". Sin perder su ademán, el maestro así contestó: "Por supuesto que lo veo, y de la misma manera veo que no puedo enseñarte el zen. Tu mente ya está también llena".

El destino...


El otro día contaba emocionada el episodio del perro solidario y menos de un día después me encuentro la versión casera en mi propia madre.
La cosa tiene un “majao” como diría ella misma, o en otras palabras: esto no hay por dónde cogerlo.
Vamos cruzando la calle cuando encuentra un caracol en medio del asfalto. Se lanza a por él con una agilidad nada propia de sus 74 años (por suerte ella no anda por internet, si no, me deshereda por decir su edad real. Por favor los chivatos que se abstengan, no quiero conflictos maternales) y de pronto la veo enternecida por el aparente despiste del pobre molusco y para salvarle la vida lo lanza hacia un jardín cercano.
No tengo ni tiempo de reaccionar, pero cuando lo hago, me llevo las manos a la cabeza gritando:¡Mamaaaaaaaaaaa! El pobre animal debe haber despertado por mi grito en pleno vuelo y se debe haber llevado el susto de su vida al verse volando por los aires sin motor y sin paracaídas.
Le digo: ¡mamá, hija! (a ella siempre le confunde este comienzo, y me dice: niña, aclárate, o mamá o hija), no sé qué hubiera preferido el pobre caracol, morir de pronto aplastado por un coche o morir estrellado contra el suelo.
Y mi madre con su habitual sorna dice: Igual cae en tierra blandita.
Al final me tengo que reir y todo.
Y lo peor es que al día siguiente ocurre un episodio similar. (¿Qué les pasa a los caracoles en diciembre? Se suicidan en masa ¿o qué?. Y lo más importante ¿Qué le ha dado a mi madre, de pronto con los caracoles?).
Esta vez me da tiempo a cogerle la mano con el caracol mientras la veo buscando con la mirada un lugar donde posar (ejem) al pobre animal. En esto que ve una ventana con una maceta y deja al despreocupado bicho allí mismo.
Ya me imagino a la dueña de la maceta y la ventana revoleando al desdichado caracol para que no se meriende la planta.

Qué cruel y caprichoso es a veces el destino...

Amor perruno


Estamos muy acostumbrados a hablar de la fidelidad y el amor de los perros hacia los humanos, pero nunca, al menos yo, había escuchado algo semejante.

Me encuentro frente al televisor, con el corazón encogido, las lágrimas mojando el sofá, y la boca abierta...mirando la hazaña de un perro chileno en plena autopista. Quizá alguno lo vió...fué increíble cómo arrastraba a su compañero (o compañera) entre coches a toda velocidad, hacia el arcén para intentar salvarlo. Por desgracia el pobre perro ya había fallecido, sin embargo, su amigo no se lo pensó dos veces. No tenía conciencia de estar arriesgando su propia vida, o quizá la tenía pero no le importaba, pero sí tenía conciencia de estar salvando a su amigo...

Algunos podríamos aprender de amor y solidaridad.

No es necesario que escriba el montón de interrogantes que me asaltaron después de la llorera, quizá también le ocurre a quien lee esto.

Tampoco puedo dejar de emocionarme al recordar las imágenes...

Todo un ejemplo para los que llevamos la palabra "humano" como apellido.
(Jardinero...ponle a tu cachorrito el vídeo de su congénere...ojalá te salga al menos la mitad de valiente)

La danza cósmica




Si conectas con tu Ser, si estas alineado, se te manifestará en su momento tu manera personal de expresarte en tu manifestación creativa y esplendorosa. Pero el reto es hacerlo en armonía y felicidad. Ahora tendrás que aprender a bailar. A bailar al ritmo de la danza cósmica de Shiva. Shiva es la diosa hindú cuya imagen tiene numerosos símbolos. Tiene cuatro brazos y dos piernas. En una mano crea y en la otra suelta, con un pie aplasta al demonio de la ignorancia, el mal esencial- con el otro danza, con otra mano te señala la tierra- el aquí y ahora- y con la otra te hace el mudra de "no temas". La danza cósmica de Shiva es quizás la mejor imagen universal de la actitud de sabiduría en este mundo dual en el que todos estamos condicionados a unas leyes cósmicas. Y que mejor forma de hacerlo que bailar al unísono y en armonía con las leyes de este infinito y mágico universo.

Caminar...


Tengo una propuesta simple...para mí misma también.

Consiste en probar a caminar.

No me refiero a mover los pies alternativamente de forma automática mientras pensamos en lo que hemos hecho previamente o lo que vamos a hacer a continuación.

No me refiero a usar nuestra mente como un gps que nos conduce usando datos almacenados en la memoria mientras aprovechamos para evadirnos a cualquier otro lugar menos el momento presente.

Estoy hablando de sentir la tierra bajo nuestros pies al posarlos en el suelo, sentir la brisa fresca o cálida en nuestra piel, sentir como nuestros pulmones se ensanchan y se contraen de forma milagrosa sin que tengamos que controlar el proceso, percibir los latidos de nuestro corazón en cualquier rincón de esa maravillosa máquina que es nuestro cuerpo, percibir los aromas, los colores, los sabores del mundo que vamos descubriendo a nuestro paso.
Propongo volver la vista hacia adentro y descubrir todas las sensaciones que se revelan mágicamente ante nuestra mirada.

Me refiero a probar descubrir el milagro único del Universo latiendo a través de nuestras células y descubrir la alegría de conectar directamente con la fuente de donde emana.

Escucha...


Agradecer no es tan fácil cuando se quiere hacer solo con palabras...

Por eso dejo aqui mi agradecimiento con y sin palabras para Magda, que me regaló una perla de sabiduría y belleza.


El silencio habla


¿Necesitas más conocimiento? ¿Crees que más información, u ordenadores más rápidos, o más análisis científicos e intelectuales van a salvar al mundo? ¿No es sabiduría lo que más necesita la humanidad en estos momentos?

Pero ¿qué es la sabiduría? ¿Dónde se encuentra? La sabiduría viene cuando uno es capaz de aquietarse. Sólo mira, sólo escucha. No hace falta nada más. Aquietarse, mirar y escuchar activa la inteligencia no conceptual que anida dentro de ti. Deja que la quietud dirija tus palabras y tus acciones.

Eckhart Tolle

Camino de la plenitud por los detalles


Cualquier suceso en la vida es una espléndida oportunidad de la que podemos extraer alguna pista que nos lleve a comprender mejor o poner atención a otros terrenos paralelos y que en ocasiones pasamos por alto.

La práctica del yoga es un claro ejemplo de ello.
Cada persona inicia una sesión con claras analogías a cómo interpreta o afronta la propia vida.
En ella, a veces somos exigentes con nosotros mismos, forzando nuestro cuerpo para llegar más lejos y nos olvidamos de escuchar nuestro cuerpo, nuestra mente, nuestro espíritu y adaptarnos al ritmo que sutilmente nos indica.
Otras veces tenemos limitaciones mentales que nos hacen quedarnos a medio camino de un estiramiento pensando que no podemos ir más allá. Con el tiempo nos damos cuenta de esos absurdos obstáculos que ponemos en nuestro propio camino y tenemos el valor de intentar ir un pasito más allá, para regocijarnos con el encuentro de un nuevo horizonte.
También ocurre que muy a menudo nos evadimos del inigualable momento en pleno asana sin saborear las sensaciones y matices que nos regala nuestro cuerpo en ese preciso instante y huimos al futuro pensando cuándo llegará el momento de la relajación final, sin darnos cuenta de que hemos perdido unos preciosos momentos de encuentro con nosotros mismos en toda su plenitud.
Todo en la vida, si somos capaces de detenernos a reflexionar, es un claro ejemplo de cómo vivimos y cómo podemos a veces mejorar esa vivencia para disfrutar más, para saborear la vida en todos sus matices y dejar de poner etiquetas a todo aquello que nos ocurre, pues al igual que sucede en hatha yoga, en el momento de un estiramiento, podemos sentir alguna leve molestia que puede ser mágicamente transformada cuando volvemos la mirada completamente a ese lugar, con nuestra respiración, nuestra mente, nuestra conciencia y observamos in situ, en presente, con toda plenitud lo que está ocurriendo ahí. No solo potenciamos la eficacia del movimiento, encontrando respuestas a preguntas a veces no formuladas, sino que conectamos con lo más preciado de nosotros...y el Universo se nos presenta, humilde, en toda su magnificencia para dejarnos sentir el inigualable regocijo de la VIDA.

Sabiduría indígena


Quiero saber quién eres.
No me interesa lo que haces para vivir.
Quiero saber cuál es tu dolor y si aceptas el reto de unir a otro tu corazón anhelante.
No me importa cuál es tu edad.
Quiero saber si te arriesgarás a verte como un tonto por amor, por tus sueños, por la aventura de estar vivo.
No me interesa qué planetas cuadran tu luna.
Quiero saber si puedes quedarte con el dolor, mío o tuyo, sin moverte para esconderte o desvanecerte o arreglarlo.
Quiero saber si has tocado el centro de tu propia tristeza, si te has abierto con las tristezas de la vida, o si te has marchitado desde el temor de dolores futuros.
Quiero saber si puedes estar con la alegría, mía o tuya; si puedes bailar salvajemente y dejar que el éxtasis te llene hasta la punta de los dedos, sin advertirnos de que debemos ser cuidadosos, ser realistas, o recordar las limitaciones del ser humano.
No me interesa si la historia que me contaste sobre el fuego es verdadera.
Quiero saber si puedes contrariar a otro para ser fiel a ti mismo, si puedes golpear la acusación de traición y no traicionar tu propia alma.
Quiero saber si puedes ser leal y entonces digno de confianza.
No me interesa lo que sabes o cómo viniste aquí.
Quiero saber si te pararás en el centro del fuego conmigo y no retrocederás.
No me interesa dónde o con quién estudiaste.
Quiero saber qué es lo que te sostiene desde adentro cuando todo lo demás ha caído.
Quiero saber si puedes estar solo contigo mismo y si a ti verdaderamente te gusta tu compañía en los momentos vacíos.


Un anciano indígena.

El poder del sonido


El mantra es un sonido o palabra que se usa para la concentración, la interiorización mental, la meditación y la conexión con aquello que está más allá del pensamiento.

Por el sonido se va más allá del sonido y por la palabra se va más allá de la palabra. El mantra es la llave que abre la puerta hacia la mente profunda o no-mente (unmani), que funciona más allá del pensamiento ordinario, los pares de opuestos y el intelecto binario.

El mantra es herramienta, método, instrumento liberatorio, un modo de dirigir el pensamiento hacia lo más intimo y nuclear, para suspenderlo y que se revele la luz del yo real.

Al manifestarse la Conciencia Cósmica, surgió la primera vibración, el sonido inaudible o sonido del Ser.

Desde ese sonido ultrasutil, por propagación de las vibraciones desde lo inaudible a lo más tosco se llegó al sonido ordinario y a la palabra. A través de la mentalización de determinados sonidos o fonemas místicos se reinvierte el camino y desde lo más tosco se va conduciendo la mente a la más ultrasutil: su fuente,en la raiz o antesala del pensamiento.

Hay mantras de una sola palabra (el más conocido es OM el sonido primigenio, el más puro y sagrado) o de varias y la esencia del mantra, su vibración medular, su sonido sintetizado, su simiente en suma, es denominado bija-mantra.

La recitación mántrica se denomina japa.
El mantra se recita muy a menudo así se va cargando de más y más energía, pero no debe hacerse de manera mecánica, ya que para que adquiera un poder transformativo hay que invocar, evocar y convocar.

Yoga journal

Solo sé que no se nada




Mensajes


Los recibimos constantemente. La vida nos habla, y también usamos la vida para decirnos a nosotros mismos aquello que sabe nuestro inconsciente y que solo podemos entender cuando lo oimos desde fuera. Paradojas.

Hoy recibí un mensaje, como siempre adecuado para la ocasión.

Es de Beethoven. No es que se me haya aparecido en forma de ectoplasma parlanchín, no.

Venía escrito en una pequeña notita para la ocasión.

No recuerdo con exactitud la frase, pero resaltaba la importancia de disfrutar con cada paso del viaje, y olvidarnos del destino final. Esa es la clave de la felicidad.

Hay días que se me olvida...por eso necesito que Beethoven venga en mi rescate y me zarandee un poquito.

¡Gracias maestro!

Recordatorio para mi inercia



No te salves




No te quedes inmóvil


al borde del camino


no congeles el júbilo


no quieras con desgana


no te salves ahora ni nunca no te salves


no te llenes de calma


no reserves del mundo sólo


un rincón tranquilo


no dejes caer los párpados


pesados como juicios


no te quedes sin labios


no te duermas sin sueño


no te pienses sin sangre


no te juzgues sin tiempo


pero si pese a todo no puedes evitarlo


y congelas el júbilo


y quieres con desgana


y te salvas ahora


y te llenas de calma


y reservas del mundo


sólo un rincón tranquilo


y dejas caer los párpados


pesados como juicios


y te secas sin labios


y te duermes sin sueño


y te piensas sin sangre


y te juzgas sin tiempo


y te quedas inmóvil


al borde del camino


y te salvas


entonces


no te quedes conmigo.


Mario Benedetti




Los músicos chilenos Illapu han puesto música a este fantástico poema


Morir cada día


¿Qué es la edad? ¿Es el número de años que uno ha vivido? Eso forma parte de la edad; uno ha nacido en tal y tal año, y ahora tiene quince, cuarenta o sesenta años. El cuerpo envejece, y lo mismo ocurre con la mente cuando está cargada con todas las experiencias, desdichas y fatigas de la vida; y una mente así jamás puede descubrir qué es la verdad. La mente puede descubrir algo sólo cuando es joven, fresca, inocente; pero la inocencia no es una cuestión de edad. No sólo el niño es inocente ‑puede no serlo-, sino la mente que es capaz de experimentar sin acumular los residuos de la experiencia. La mente tiene que experimentar, eso es inevitable. Tiene que responder a todo, al río, al animal enfermo, al cuerpo muerto que llevan para la cremación, a los pobres aldeanos que transportan sus cargas por el camino, a las torturas y miserias de la vida; de lo contrario, la mente ya está muerta. Pero tiene que ser capaz de responder sin quedar atrapada en la experiencia. La tradición, la acumulación de experiencias, las cenizas de la memoria, todo eso es lo que envejece a la mente. La mente que muere cada día a los recuerdos del ayer, a todas las alegrías y los dolores del pasado, una mente así es lozana, inocente, no tiene edad; y sin esa inocencia, ya sea que uno tenga diez años o sesenta, no encontrará a Dios.

Jiddu Krishnamurti

El mala o rosario tibetano


Este post de hoy tiene una dedicatoria muy especial.

Para mi amiga Macarena que me enternece con su inquietud por nuestra amistad...tan sana y tan fuerte como ella sabe que es, aunque yo, descastada e independiente por naturaleza a veces me refugio en el silencio de mi hogar y parezca que no quiero nada con el mundo.

Por si alguna vez dudas, quiero decirte que estoy aunque no esté, porque mi corazón llega donde no llegan mis piernas y mis ojos. Te quiero mucho amiga preciosa.

Y gracias por este Mala o rosario tibetano que hoy me has regalado. He buscado información y me pareció interesante ponerla aqui para aprender un poco más.




El origen de esta sarta de cuentas es antiquísimo. Los indios representaban a Padmapani con un rosario en el cuello. Los antiguos romanos hacían uso del rosario; éste era también conocido en el Japón, Siam, Tonkín, Ceilán y otros países. Estaba igualmente en uso entre los mahometanos, de quienes lo tomó Pedro el Ermitaño para que los cruzados se sirvieran de él. Los turcos tienen un rosario compuesto de seis decenas, y otro de cien granos divididos en tres partes: mientras hacen pasar entre los dedos las cuentas de la primera treintena pronuncian treinta veces la fórmula Soubhan la Aláh, que significa Dios es digno de alabanza; en la segunda, dicen las palabras Elham la Aláh, o Gloria a Dios, y en la tercera, Aláh ecber, o Dios es grande.
El Mala
El rosario tiene 108 cuentas o esferas pequeñas. La forma de 108 es la más usada en la secta japonesa Shingon. Las cuentas simbolizan las 108 pasiones y también los 108 Conocimientos. Lo que buscan la 108 cuentas es que en honor a buda sea repetido su nombre al menos 100 veces. Si no se está usando, el mala se coloca sobre la muñeca izquierda, se enrolla en tres vueltas o se coloca alrededor del cuello.
El mala es también un buen instrumento para la concentración. La práctica del mala crea un estado centrado de conciencia que se vuelve habitual. Constituye una buena práctica de control de la mente.
En el ritual practicado en el tantrismo se indica el uso del mala de la siguiente forma: usarlo en la mano derecha; los dedos meñique e índice no deben tocarlo. Las cuentas se sujetan con los dedos medio y anular y se giran con ayuda del pulgar. Siempre hay una cuenta extra colgando fuera de la serie, por eso es que son 109. La número 109 es llamada sumeru. Ésta nunca debe pasarse; es solamente para poder determinar en donde se empezó a orar.
Debe empezarse el mala en la primera cuenta contigua al sumeru y terminar en la última antes de ésta. Si tiene que darse una segunda vuelta, debe voltearse el mala y hacer que la última cuenta (en la que terminó la primera vuelta) se vuelva la primera al comenzar la segunda vuelta y así sucesivamente cuantas veces se desee.
Otra forma de trabajo del mala y de sujeción del mismo es la siguiente:
Rosario en la mano derecha: los dedos meñique, anular y medio representan (según enseña Sathya Sai Baba) los tres gunas, el dedo índice simboliza la vida o el alma individual y el dedo pulgar, el Ser Supremo o Brahman. Los tres gunas o modalidades de la naturaleza son: tamas u oscuridad ignorancia e inercia, rajas o actividad y emotividad, y satva, o bondad, nobleza y felicidad.
El ir pasando las cuentas del rosario entre los dedos índice y pulgar, y deslizarlas sobre los tres dedos restantes extendidos, o gunas, equivale al deseo del alma individual (índice) de unirse al Alma Universal (pulgar).El rosario descansa principalmente sobre el dedo medio o satva, representativo de la bondad. En esta forma se separa al ser individual de los demás atributos de la materia (anular y meñique). Con la punta del dedo índice tocando el dedo pulgar, debe rotarse cuenta por cuenta el rosario. En este ejercicio, aunque el índice tocara el dedo medio, se estaría en contacto con la nobleza y bondad que representa.
El material de que están hechas las cuentas tiene un efecto sobre la química del cuerpo. Los materiales qu pueden usarse incluyen tulsi, sándalo, semillas de loto, rudrakshas, coral, perla, cuarzo o cristal, concha, plata.
El mantra más utilizado del budismo tibetano es Om Mani Padme Hum, esta relacionado al bodhisattva de la compasión, Avalokiteshvara. En este mantra, la sílaba Om representa la presencia física de todos los budas. La palabra Mani que quiere decir la joya en sânscrito simboliza la joya de la compasión de Avalokiteshvara, capaz de lograr todo los deseos. La palabra Padme quiere decir el loto, la flor bonita que nace en el barro; de la misma manera, nosotros debemos superar el barro, es decir, las cualidades negativas y empezar las cualidades positivas. La sílaba, Hum representa a la mente iluminada, este es el significado del mantra.

fuente:http://budismo-chan-v-region.blogspot.com/2008_05_01_archive.html

Cambiando de tercio...


Si buscas resultados distintos...no hagas siempre lo mismo.


Albert Einstein

Séptimo chacra o chacra coronal (Sahasrara)


El chakra coronal es donde se asienta la perfección suprema del hombre. En algunos escritos legados por la tradición se representa en vilo sobre la cabeza del hombre. Brilla con todos los colores del arco iris, pero el color predominante es el violeta. La flor exterior del chakra consta de 960 pétalos. En su interior se encuentra una segunda flor de 12 pétalos, que irradia luz blanca entreverada de rayos dorados.
De forma similar a como la luz incolora reúne todos los colores del espectro, en el chakra supremo se reúnen todos las energías de los centros inferiores. El chakra coronal es la fuente y el punto de partida para la manifestación de todas las restantes energías de los chakras. Aquí estamos unidos con el ser divino sin atributos y amorfo, que contiene en sí todas las formas y atributos no manifestados.
Es el lugar en que nos encontramos como en casa: desde aquí partió nuestro viaje hacia la vida, y aquí regresamos al final de nuestra evolución. Aquí vivimos y nos experimentamos a nosotros en Dios, nos hemos hecho uno con el origen divino del que procedemos. Nuestro campo energético personal está fundido con el campo energético universal.
Todo cuanto captamos, primero intelectualmente y después intuitivamente, adquiere ahora una comprensión completa. El conocimiento que obtenemos a través del chakra coronal va más allá aún del que nos proporciona el tercer ojo, puesto que ya no estamos separados del objeto de la percepción. Vivimos las diferentes manifestaciones de la creación, entre las que también se encuentra nuestro cuerpo, como un juego de la consciencia divina con la que nos hemos unificado.
La vía para el desarrollo del chakra supremo está indicada someramente por la radiación violeta. El violeta es el color de la meditación y de la entrega. Mientras que en la activación de los seis centros energéticos inferiores podíamos influir de forma concreta, aquí sólo podemos abrirnos y convertirnos en receptáculo.
Mediante el despliegue del séptimo chakra se disuelven también los últimos bloqueos limitadores de los restantes chakras, y las energías comienzan a vibrar con las frecuencias más altas de que son capaces. Cada chakra se convierte en un espejo del ser divino en su plano especial, expresando así el potencial supremo de que dispone.
Tan pronto como el chakra coronal está completamente despierto, su misión, recibir las energías cósmicas, ha concluido. Ahora es él mismo el que emite energías. Para ello el «cáliz de la flor» se abomba hacia fuera y compone una corona sobre la cabeza.

Sexto chacra o tercer ojo (Ajna)


Se sitúa entre las cejas, en el entrecejo.

A través del sexto chakra se consuma la percepción consciente del ser. En él se asienta la fuerza psíquica superior, la capacidad intelectual de diferenciación, la capacidad del recuerdo y de la voluntad; y a nivel físico es la central de mandos suprema del sistema nervioso central.
Su auténtico color es el añil claro, pero también pueden detectarse matices amarillos y violetas. Estos colores indican sus distintas formas de funcionamiento en diferentes planos de conciencia. El pensamiento racional o intelectual puede hacer surgir aquí una radiación amarilla. Un azul oscuro transparente apunta a la intuición y a procesos de conocimiento integrales. La percepción extrasensorial se muestra en un matiz violeta.
Cualquier realización en nuestra vida presupone pensamientos e ideas que pueden ser alimentados por patrones emocionales inconscientes, pero también por el conocimiento de la realidad A través del tercer ojo estamos unidos con el proceso de manifestación mediante la fuerza del pensamiento. Todo saber que se manifiesta en la creación existe en forma pura y no manifestada, de forma similar a como en una simiente en estado latente están contenidas ya todas las informaciones de las que surgirá la planta. La física cuántica llama a este ámbito el campo unificado o el ámbito de la menor excitación de la materia.
El proceso de creación comienza cuando el ser latente en sí mismo toma consciencia de su propia existencia. Entonces surge una primera relación sujeto-objeto, y con ello la primera dualidad. El ser amorfo adopta un primer patrón de vibraciones manifiesto.
Basándose en esta protovibración surgen continuamente mediante ulteriores procesos de concienciación, nuevos patrones de vibración diferenciados.
En nosotros, los hombres, están contenidos todos los planos de la creación, desde el ser puro hasta la materia compacta, y vienen representados por los diferentes planos de vibración de los chakras. Así, el proceso de manifestación se consuma en nosotros y a través nuestro.
Como el tercer ojo sirve de asiento a todos los procesos de concienciación, aquí obtenemos la facultad de la manifestación hasta la materialización y desmaterialización de la materia. Podemos crear nuevas realidades en el plano psíquico y disolver viejas realidades.
Sin embargo, en general, este proceso no se produce de forma automática y sin una actuación consciente. La mayoría de los pensamientos que determinan nuestra vida son controlados por nuestros patrones emocionales no liberados, y programados por juicios y prejuicios tanto propios como ajenos. De esta forma, con frecuencia nuestro espíritu no es quien domina, sino el servidor de nuestros pensamientos cargados de emociones, que pueden dominarnos parcialmente.
Pero también estos pensamientos se realizan en nuestra vida, puesto que lo que percibimos y vivimos fuera es siempre y en último término una manifestación de nuestra realidad subjetiva.
Con el desarrollo de nuestra conciencia y la creciente apertura del tercer ojo siempre podemos dirigir conscientemente este proceso. Nuestra fuerza de imaginación genera entonces la energía para cumplir una idea o un deseo. Junto con un chakra cordial abierto, ahora también podemos emitir energías curativas y efectuar curaciones a distancia.
Al mismo tiempo recibimos acceso a todos los planos de la creación que se encuentran detrás de la realidad física. El conocimiento de los mismos nos llega en forma de intuición, mediante la visión clarividente o mediante la clarividencia auditiva o táctil. Lo que anteriormente tal vez sólo barruntáramos vagamente se convierte ahora en una nítida percepción.

Quinto chacra o chacra de la garganta (Vishudda)


Este chacra se sitúa entre la nuez y la laringe, en la columna cervical y se abre hacia adelante.

En el chakra del cuello encontramos el centro de la capacidad de expresión humana, la comunicación y la inspiración. Está unido con un chakra secundario menor, que está asentado en la nuca y que abre hacia atrás. También estos dos centros energéticos suelen considerarse a menudo como un único chakra. En su funcionamiento, sin embargo, el chakra cervical está tan estrechamente unido con el chakra del cuello que lo hemos integrado en la interpretación de este último.
El quinto chakra conforma también una unión importante de los chakras inferiores con los centros de la cabeza. Sirve como puente entre nuestro pensamiento y nuestro sentimiento, entre nuestros impulsos y las reacciones que tenemos a los mismos, y transmite simultáneamente los contenidos de todos los chakras al mundo exterior. A través del chakra del cuello manifestamos todo lo que vive en nosotros, nuestra risa y nuestro llanto, nuestros sentimientos de amor y de alegría o de angustia y de ira, nuestras intenciones y deseos, e igualmente nuestras ideas, intuiciones y nuestra percepción de los mundos interiores.
El elemento que se asigna al chakra del cuello es el éter. En la doctrina del yoga está considerado el elemento fundamental a partir del cual se forman por compactación los elementos de los chakras inferiores: tierra, agua, fuego, aire. Pero el éter es también el portador del sonido, de la palabra hablada y de la palabra del creador; es, en resumen, el transmisor de las informaciones en todos los planos.
Así, la comunicación de nuestra vida interior hacia el exterior se produce predominantemente a través de la palabra hablada, pero también a través de nuestros ademanes y nuestra mímica, y a través de otras manifestaciones creativas, como la música, el arte gráfico e interpretativo, la danza, etc. La creatividad que encontrábamos en el chakra sacro se une en el chakra del cuello con las energías de los restantes chakras, y la potencia formadora del éter le da una determinada figura que nosotros retransmitimos al mundo exterior.
Sin embargo, nosotros sólo podemos expresar aquello que encontramos en nosotros. Así, a través del quinto chakra recibimos en primer lugar la facultad de la autorreflexión. La premisa necesaria para poder reflexionar es una cierta distancia interior. A medida que desarrollamos el chakra del cuello somos más y más conscientes de nuestro cuerpo mental, y podemos separar su funcionamiento del funcionamiento del cuerpo emocional, del funcionamiento del cuerpo etérico y del funcionamiento del cuerpo físico. Esto significa que nuestros pensamientos ya no son los rehenes de nuestros sentimientos y sensaciones físicas, por lo que es posible un conocimiento objetivo.
El éter se define también como espacio, en el que despliegan su eficacia los elementos más compactos. El conocimiento más profundo nos es conferido cuando estamos abiertos y desahogados como el espacio infinito, como el ancho cielo (cuyo color azul claro es el color del chakra del cuello), cuando permanecemos en silencio y escuchamos atentamente al espacio interior y exterior. Al quinto chakra se asocia la función sensorial del oído. Aquí abrimos nuestro oído, escuchamos atentamente las voces ocultas o no ocultas de la creación. También percibimos nuestra propia voz interior, entramos en contacto con el espíritu inherente a nosotros y recibimos su inspiración. Y desarrollamos una confianza inquebrantable en la guía personal superior. También somos conscientes de nuestra auténtica función en la vida, de nuestro dharma. Conocemos que nuestros propios mundos interiores son tanto los planos no materiales de la vida como el mundo exterior, y somos capaces de recoger y retransmitir informaciones de los ámbitos no materiales y de las dimensiones superiores de la realidad. Esta inspiración divina se convierte en un elemento portador de nuestra automanifestación.
Así, en el quinto chakra encontramos nuestra expresión individual de la perfección en todos los planos.

Cuarto chacra o chacra corazón (Anahata)


Se encuentra en el esternón, a la altura del corazón.

El cuarto chakra conforma el punto central del sistema de chakras. En él se unen los tres centros inferiores físico-emocionales con los tres centros superiores psíquico-espirituales. Su símbolo es el hexágono, que representa muy intuitivamente cómo se penetran recíprocamente las energías de los tres chakras superiores y de los tres inferiores. El cuarto chakra tiene asignados el elemento aire y el sentido del tacto. Esto señala la movilidad del corazón, el movimiento hacia algo, el contacto, el dejarse tocar, el estar en contacto con las cosas. Encontramos aquí la capacidad de enfatizar y «sentir con», de compatibilizar estados de ánimo y entrar en resonancia con vibraciones. Mediante este centro, también percibimos la belleza de la naturaleza y la armonía de la música, del arte gráfico y de la poesía. Aquí se transforman en sentimientos las imágenes, las palabras y los sonidos.
La misión del chakra cordial es la unión por el amor. Toda ansia de contacto intimo, de unicidad, armonía y amor se manifiesta a través del chakra cordial, incluso cuando nos salga al encuentro en su forma de tristeza, dolor, angustia ante la separación o pérdida del amor.
En su forma purificada y completamente abierta, el chakra cordial es el centro del amor verdadero e incondicional, un amor que sólo existe por sí mismo, que no se puede tener o perder. En combinación con los chakras superiores, este amor se convierte en Bhakti, en el amor divino, y conduce al conocimiento de la presencia divina en toda la creación, a la unicidad con el núcleo más intimo, con el corazón de todas las cosas del universo. El camino del corazón hacia esta meta pasa a través del «sí», pleno de amor y comprensión, hacia nosotros mismos como premisa para el «sí» a los demás y a la vida.
Si a través del tercer chakra y del conocimiento hemos aceptado que todas las experiencias vitales, deseos y emociones tienen un sentido más profundo, y a través suyo y la misión de aprendizaje asociada queremos retornar a un orden más amplio, encontraremos en el cuarto chakra una aceptación amorosa que emana del conocimiento del corazón de que todos los sentimientos y todas las manifestaciones de la vida han surgido originalmente de la añoranza de amor, de unión con la vida y, por lo tanto, son en último término una manifestación del amor.
Con toda unión generamos separación y negatividad. El «sí» positivo y lleno de amor genera, por contra, una vibración en la que no pueden mantenerse y manifestarse las formas y los sentimientos negativos, que se disuelven. Quizás ya hayas vivido alguna vez el hecho de que un sentimiento intenso de tristeza, de ira o de desesperación se ha neutralizado cuando has dedicado a ese sentimiento tu atención amorosa, sin prejuicios e íntegra. Pruébalo alguna vez.
Cuando padecemos ante el sufrimiento o la enfermedad, podemos observar que mediante una amorosa dedicación al órgano enfermo o a la parte del cuerpo enferma podemos acelerar enormemente la sanación.
De esta forma, mediante el chakra cordial disponemos de un gran potencial de transformación y de curación: tanto para nosotros mismos como para los demás. El amor hacia nosotros mismos, la aceptación de nuestra esencia entera desde lo más profundo del corazón, puede transformarnos y curarnos fundamentalmente. Y es una premisa para un amor satisfactorio hacia las demás personas, para el «sentir con», para el entendimiento y la honda alegría de vivir.
El chakra cordial es un centro cuya fuerza irradia con particular intensidad hacia el exterior. Un chakra cordial abierto tendrá un efecto espontáneo curativo y transformador en otras personas (por otra parte, en una actividad curativa aplicada conscientemente también se involucra el chakra frontal).
El chakra cordial irradia en los colores verde y rosa, y a veces también en el oro. El verde es el color de la curación, al igual que de la armonía y de la simpatía. Cuando un vidente del aura percibe en el chakra cordial de una persona un verde claro y luminoso, es para él un indicativo de una capacidad curativa muy marcada. Un aura dorada, o con irisaciones rosas, indica una persona que vive en el amor puro y plenamente entregado a lo divino.

Con frecuencia, el chakra del corazón se denomina la puerta al alma, puesto que no sólo se asientan en él nuestros más profundos y vivos sentimientos de amor, sino que a través de este centro energético también podemos entrar en contacto con la parte universal de nuestra alma, con las chispas divinas que hay en nosotros. También desempeña un papel decisivo en el refinamiento de la percepción, que va emparejado con la apertura del chakra frontal, el denominado tercer ojo, puesto que es la entrega la que nos hace sensibles a los ámbitos más sutiles de la creación. Esto significa que, paralelamente al desarrollo del chakra cordial, se desarrollan las facultades superiores del chakra frontal.
Por ello, muchas disciplinas espirituales, tanto de Oriente como de Occidente, se han orientado específicamente a la apertura del chakra cordial.

Tercer chacra o Plexo solar (Manipura)


El tercer chakra encuentra diferentes denominaciones. También se dan diferentes indicaciones sobre dónde se asienta, aunque su situación más aceptada es tres o cuatro dedos por encima del ombligo. Se trata de un chakra principal y varios chakras secundarios que, sin embargo, entrelazan tan estrechamente su funcionamiento que todos ellos pueden considerarse conjuntamente como un chakra principal.
Así, al tercer chakra le corresponde un complejo ámbito de funciones. Está asignado al elemento fuego; el fuego significa luz, calor, energía y actividad; y en el plano espiritual, también purificación.
El chakra del plexo solar representa nuestro Sol, nuestro centro de energías. Aquí absorbemos la energía del Sol, que entre otras funciones tiene la de alimentar nuestro cuerpo etérico, nutriendo también de vitalidad al cuerpo físico y sosteniéndolo. En el tercer chakra entramos en una relación activa con las cosas del mundo y con las demás personas. Es la zona desde la que fluye hacia fuera nuestra energía emocional. Nuestras relaciones interpersonales, simpatías y antipatías, y la capacidad de establecer vínculos emocionales duraderos, son ampliamente gobernados desde este centro.
Para el hombre ordinario el chakra tercero es el asiento de la personalidad. Es el lugar en el que encuentra su identificación social y trata de confirmarse a sí mismo mediante la fuerza personal, la voluntad de rendimiento y la aspiración de poder, o mediante la adaptación a las normas sociales.
Una importante función del tercer chakra consiste en purificar los instintos y deseos de los chakras inferiores, en dirigir y utilizar conscientemente su energía creativa, así como en manifestar en el mundo material la plenitud espiritual de los chakras superiores, y alcanzar en todos los planos un grado de consumación máximo en la vida.
Se encuentra en unión directa con el cuerpo astral, también denominado cuerpo del deseo o de la ambición, y que es el portador de nuestras emociones. Los impulsos vitales, los deseos y sentimientos de los chakras inferiores se descifran aquí, «se digieren», transformándose en una energía superior antes de ser utilizados conjuntamente con las energías de los chakras superiores para la configuración consciente de nuestra vida.
Podemos encontrar un principio correspondiente en el plano físico en la zona del hígado. En conjunción con el sistema digestivo, el hígado tiene la función de analizar el alimento ingerido, separar lo inútil de lo provechoso, y transformar lo útil en sustancias aprovechables, transportándolas a los lugares adecuados del cuerpo.
La afirmación y la integración consciente de los sentimientos y deseos y de nuestras experiencias vitales conduce a la distensión y apertura del tercer chakra, con lo cual la luz crece continuamente en nosotros y nuestra vida y nuestro mundo se iluminan cada vez más.
Nuestro estado de ánimo general depende muy intensamente de cuánta luz dejemos entrar en nosotros. Nos sentimos iluminados, alegres y satisfechos interiormente cuando el tercer chakra está abierto; por el contrario, nuestro estado de ánimo es desequilibrado y sombrío cuando está bloqueado o trastornado. Esta sensación la proyectamos continuamente hacia el mundo exterior, de forma que toda la vida nos puede parecer iluminada u oscura. La cantidad de luz dentro de nosotros determina la claridad de nuestra visión y la cualidad de aquello que contemplamos.
La creciente integración y totalidad interior hacen que la luz amarilla de la comprensión intelectual se transforme paulatinamente en el tercer chakra en la luz dorada de la sabiduría y la plenitud.
Con el chakra del plexo solar también percibimos directamente las vibraciones de otras personas, y entonces reaccionamos consecuentemente a la cualidad de dichas vibraciones. Cuando nos enfrentamos a vibraciones negativas, aquí experimentamos a menudo un peligro inminente. Lo reconocemos porque el tercer chakra se contrae involuntariamente, como un mecanismo de protección provisional. Sin embargo, se convierte en superfluo cuando la luz dentro de nosotros es tan grande que irradia intensamente hacia fuera y rodea nuestro cuerpo como con una envoltura protectora.

Segundo chacra o chacra sacro (Svadhisthana)

Está situado a la altura de las gónadas sexuales, en el vientre a tres dedos aproximadamente por debajo del ombligo.

El segundo chakra es el centro de las emociones originales no filtradas, de las energías sexuales y de las fuerzas creativas. Está asignado al elemento agua, del que ha surgido toda la vida biológica y que en la astrología se corresponde con el ámbito de los sentimientos.
El agua fertiliza y hace surgir continuamente nueva vida en la creación. A través del chakra sacro participamos en las energías fertilizadoras y concebidoras que atraviesan toda la naturaleza. Nos experimentamos como parte de un perenne proceso creador que se manifiesta en nosotros y, a través de nosotros, en forma de sentimientos y acciones creadores.
El chakra sacro se considera con frecuencia como la posición sedente auténtica de Shakti, el aspecto «femenino» de Dios en forma de fuerza creadora. Su campo de acción incluye en el varón los órganos de la procreación, que llevan dentro de sí el impulso para la creación de nueva vida. En la mujer encontramos aquí aquellas áreas en las que ella recibe el impulso creador y hace surgir nueva vida, y el lugar donde el nuevo ser incipiente está protegido, alimentado, y donde se le proporciona todo cuanto necesita para prosperar.
Pero el elemento agua también purifica y depura. Disuelve y arrastra cuanto está agarrotado y se opone a su fluir vivo. Esto se manifiesta, dentro del ámbito corporal, por la actividad desintoxicadora y excretora de los riñones y la vejiga. En el plano anímico lo vivimos mediante la liberación y el dejar fluir los sentimientos, por lo cual quedamos dispuestos para experimentar la vida siempre de forma original y nueva.
Nuestras relaciones interpersonales, en particular las relativas al sexo contrario, están marcadas decisivamente por el funcionamiento del segundo chakra. Las múltiples variedades de juego erótico también pertenecen a su campo de acción al igual que el abandono del ego limitado y la vivencia de una mayor unidad mediante la unión sexual.

Primer chacra o chacra radical (muladhara)




El primer chacra se sitúa en la base de la columna vertebral, en el hueso coxis, y se abre hacia abajo.



El chakra radical nos une con el mundo físico. Dirige las energías cósmicas en el plano corpóreo terrenal, mientras simultáneamente la energía de la tierra fluye a través suyo hacia dentro del sistema energético no material.
Aquí tomamos contacto con el espíritu de la madre Tierra, experimentamos su fuerza elemental, su amor y su paciencia.
Las necesidades fundamentales de la vida y la supervivencia, tanto individuales como globales, en este planeta caen dentro del ámbito de acción del primer chakra.
Él «si» a la vida en la tierra, a la existencia física, y la disposición de actuar en armonía con la energía de la Tierra y aprender de ella son dones de un primer chakra abierto.
Así el chakra radical está asignado al elemento tierra, su color es el rojo de la energía y la actividad, del núcleo más intimo de nuestro planeta. Nos da la seguridad terráquea y él «suelo seguro» bajo los pies, sobre el que podemos construir nuestra vida, y simultáneamente nos provee de la energía necesaria para la actividad creadora en el mundo. Además, nos proporciona la fuerza para imponernos y la constancia o perseverancia.
La construcción de una existencia, el aseguramiento material y la «conservación de la propia especie» mediante la fundación de una familia también entran dentro del ámbito de acción del primer chakra, al igual que la sexualidad como función corporal y como medio para la procreación.

Chacras


Es la palabra en sánscrito (leguaje sagrado de hindú) para denominar a los centros energéticos vibracionales que se instalan en nuestro cuerpo. Significa “rueda” o “círculo” pues su forma es redonda y se asemeja en cierto modo a un embudo. Hay muchos chacras en diversos puntos de nuestro cuerpo, sin embargo los más importantes son 7 y se instalan a lo largo de la columna vertebral, desde la base en el hueso coxis hasta el punto más elevado del cráneo.
Aunque estamos hablando de centros energéticos, que no pueden apreciarse a simple vista, éstos están relacionados con glándulas endocrinas y ciertos órganos dependiendo del lugar donde se ubican. Por tanto sus funciones y cualidades están relacionadas con éstos órganos ayudándoles en su actividad y actuando como una conexión entre nuestros cuerpos físico, mental y espiritual.
El alimento energético que necesitamos para que se mantengan las funciones de estos tres cuerpos y su equilibrio y armonía la recibimos a través de los chacras.
Por poner un ejemplo sencillo, cada chacra sería como una antena que está sintonizada a la frecuencia requerida por los órganos que controla y a la vez funcionan como una batería que conserva la energía recibida.
Nosotros podemos ayudar activamente a que estos chacras conserven su armonía y nos ayuden a metabolizar correctamente la energía recibida a través de ellos. Una forma es la visualización, escuchando cierto tipo de música, a través de la cromoterapia, las gemas, etc.
Los asanas (posturas) en yoga son una herramienta fundamental para mantener el equilibrio tanto físico, como energético, como mental. Con ellas desbloqueamos músculos y articulaciones, ayudando a mantener la fuerza, flexibilidad y equilibrio y favoreciendo el flujo energético en nuestro cuerpo, por tanto hay asanas que ayudan a activar y nutrir cada chacra dependiendo de la zona corporal que estemos trabajando.


Continuará...

Isa, para ti, de todo corazón.

Domingo lluvioso


Es domingo, el día del sol y además llueve...qué más puedo pedir.


El nombre 'domingo' proviene del latín dies Dominicus (día del Señor), debido a la celebración cristiana de la Resurrección de Jesús. En la antigua Roma se llamó a este día dies solis (día del Sol).
Es el séptimo día de la semana oficial en los países de tradición hispana o el primer día de la semana litúrgica en la tradición cristiana, y también lo es en otras tradiciones culturales. El domingo es considerado un día feriado o festivo en la mayoría de los países del mundo y es parte del fin de semana. Solamente países influenciados por la cultura islámica o judía tienen el viernes o el sábado como el día feriado semanal.
Nuestra semana de siete días es la semana romana. Los días tomaban su nombre de los astros del sistema solar. Nuestro domingo era para los romanos el día del sol. Hoy se conserva memoria de esto en las lenguas germánicas, que aún lo llaman así, por ejemplo, inglés Sunday o alemán Sonntag.
También los griegos antiguos pusieron nombres de objetos que veían moverse en el cielo, a los días de la semana. Luna (lunes), Marte (martes) Mercurio (miércoles) Júpiter (jueves) Venus (viernes) Saturno (sábado) y el Sol (domingo).

También asociaban estos objetos celestiales con dioses.
Así Lunes es el día de Selena, diosa de la luna, Martes es el día de Marte o Ares, dios de la guerra, Miércoles es el día de Mercurio o Hermes dios de los comerciantes y el mensajero de los dioses, planeta que está más cerca del sol. Jueves el día de Júpiter o Zeus el dios padre y el segundo planeta más brillante. Viernes dedicado a la diosa Venus, o Afrodita, diosa de la belleza y del amor, y el planeta más brillante, llamado también el lucero del Alba. Sábado el día de Saturno, o Cronos, dios del tiempo, y padre de Zeus. El domingo está dedicado a Apolo divinización del Sol.


(Un beso bajo la lluvia de "Desayuno con diamantes")

De nuevo Baudelaire


Hace unos días traje un poema de Baudelaire, de sus Flores del Mal. En concreto el número XIX titulado "La giganta".

Lo dediqué a Victoriano que me comentó que sería uno de los que elegiría para una recopilación de los mejores poemas que conoce. Cuando lo leyó en este rincón, descubrió que la versión que él conocía era diferente, y le resultaba, más familiar y bella para su memoria.

Estuvimos especulando si podría tratarse de alguna versión modificada del autor, pero contrastando el original con las diferentes versiones que he encontrado, estoy convencida que cada traducción ha sufrido un cambio en función del criterio de cada traductor.

En cualquier caso lo publicaré de nuevo, también en su versión original en francés. Y esta vez se lo regalo no solo a Victoriano, que espero esté satisfecho con la rectificación, sino a Carmen, ahora que sé de su pasión por este maestro de la poesía.


XIX La Giganta


Antaño, cuando la Naturaleza en su impulso pujante

diariamente concebía criaturas monstruosas,

yo hubiese querido vivir con una giganta joven

igual que un gato voluptuoso a los pies de una reina.


Me hubiera gustado ver cómo florecía su cuerpo

junto a su alma y así libre crecer en terribles juegos;

y adivinar si su corazón incubaba sombrías llamas

en las tinieblas húmedas de sus ojos;


hubiese querido recorrer tan magníficas formas,

trepar por las vertientes de sus rotundas rodillas,

y también, en estío, cuando malsanos soles

la obligaban a tumbarse, cansada en el campo,


me hubiera gustado dormirme apaciblemente a la sombra de sus senos,

dormir como una aldea tranquila al pie de una montaña



XIX La Gèante


Du temps que la Nature en sa verve puissante

Concevait chaque jour des enfants monstrueux,

J'eusse aimé vivre auprès d'une jeune géante,

Comme aux pieds d'une reine un chat voluptueux.


J'eusse aimé voir son corps fleurir avec son âme

Et grandir librement dans ses terribles jeux ;

Deviner si son cœur couve une sombre flamme

Aux humides brouillards qui nagent dans ses yeux ;


Parcourir à loisir ses magnifiques formes ;

Ramper sur le versant de ses genoux énormes,

Et parfois en été, quand les soleils malsains,


Lasse, la font s'étendre à travers la campagne,

Dormir nonchalamment à l'ombre de ses seins,

Comme un hameau paisible au pied d'une montagne.


Quietud


Mira un árbol, una flor, una planta. Deja que tu conciencia descanse en ellos. ¡Qué quietud manifiestan, qué profundamente enraizados están en el Ser! Permite que la naturaleza te enseñe la quietud.


El silencio habla

Eckhart Tolle

Banco de tiempo




Ya hablé hace un tiempo de mi vecina, de mi mágica vecina que nunca se va sin dejarme algún tema para la reflexión, o alguna enseñanza necesaria.

He aqui un ejemplo.
Suena a utopía de idealistas trasnochados, pero qué sería del mundo sin ellos. Está ya en marcha en algunos lugares, y no me digan que no es una opción a tener en cuenta en estos tiempos que vivimos...



Un banco del tiempo no es un banco en si, sino que es un sistema económico por el cual usuarios pueden ofrecer o demandar productos o servicios sin que intervenga la moneda oficial del país. El banco del tiempo es una herramienta que fomenta de manera comunitaria servicios de cooperación y solidaridad entre las personas. Mejorando la salud comunitaria y la calidad de vida de la mismas.
En el banco del tiempo se intercambian servicios y actividades en donde la unidad de intercambio y de valor siempre es la misma para todos, “el tiempo”. Una hora siempre es a cambio de otra hora, independientemente de los servicios y actividades que tu ofrezcas o demandes, es decir, vale lo mismo clases de informática, de ingles, de compañía a una persona mayor, etc. Mediante el intercambio de este tipo de experiencias se fomentan principios de igualdad, solidaridad, altruismo, integración social, respeto, mejora de las relaciones interpersonales, la autoestima, el autoconcepto, la justicia social…

Es una iniciativa sin fines de lucro que genera vínculos entre las personas que tienen el deseo de ofrecer a los demás parte de su tiempo, incluyendo conocimientos y actividades para colaborar tanto entre personas como con organizaciones, asociaciones, etc. En su esencia, esta es una propuesta solidaria que ayuda al desarrollo y fortalecimiento del potencial solidario latente en nuestro pueblo, encauzándolo tanto hacia una resolución de problemáticas específicas como de colaboración y ayuda mutua.
El dinero de tiempo es una nueva moneda para proporcionar una solución a los recortes masivos del gasto público en materia de bienestar social, pero sin recurrir a la intervención estatal de la economía, sino al contrario, a partir de la libertad de acción económica. Plantea que el dinero convencional actualmente no es suficiente para arreglar todos lo problemas que enfrentan las sociedades. La idea entonces es crear un nuevo tipo de dinero para pagar a la gente por lo que se necesita hacer, valorando las contribuciones por igual y sacándole provecho a las habilidades de las personas, con una hora equivalente a un servicio de crédito.
Los créditos de tiempo son depositados en un banco del tiempo. Pueden ser sacados en cualquier momento y gastado en un gran rango de servicios y oportunidades ofrecidas por los demás usuarios (también el propio banco del tiempo actúa como un usuario ofreciendo y demandando servicios de otros usuarios). Estos planes se denominan actualmente bancos de tiempo, bancos de horas y se promueven como una herramienta de regeneración de la comunidad .
Detalles de todos las habilidades, necesidades y disponibilidad de todos los usuarios están almacenados en el ordenador del banco de tiempo de forma confidencial y así cualquier necesidad puede ser cubierta por la persona local adecuada. Ahora también se pueden cubrir las necesidades en la página de Internet del banco de tiempo, siempre y cuando el banco disponga de ella y el usuario de su consentimiento para que sus datos estén almacenados en ella. El software de bancos de tiempo graba y cuenta todas las transacciones hechas entre usuarios e imprime los detalles de todas las cuentas.
Cuanto mayor crédito de tiempo circule y cuanta más gente compartan su tiempo y sus talentos entre ellos más rica se convertirá la comunidad. Los cuidados y la cooperación se convierten en la fuerza motriz para el cambio social. Todo el mundo tiene una oportunidad de ser un dador y un receptor y por ende se convierten en un miembro productivo de la comunidad. Trascurrido un tiempo redes informales de confianza y soporte evolucionan y actúan como una forma de familia extendida – conectando a la gente y respetando su autonomía.


Dejando rituales...


Cada año que pasa es diferente. Al principio levantarme y practicar yoga a las cinco de la mañana y quemar incienso ante la foto del gurú de mi fascinación me ayudaba a iniciar una disciplina. Haberlo dejado y retomado tantas veces me ha dado dos cosas esenciales.

Primera, voy conociendo los efectos reales de la práctica sobre todo mi ser, algo que solo se nota cuando no se tiene.
Segunda, no necesito incienso, foto de gurú ni levantarme a las cinco de la mañana. Puedo, simplemente, practicar yoga.

Al principio necesité enfocarme en una disciplina estricta y estruendosa, pero si uno se empeña en practicar pase lo que pase, no necesita apoyarse en más ritual. La disciplina no es levantarse a las cinco; es practicar siempre que sea posible. Y no hacerlo cuando no es posible no es no practicar; es practicar distinto y más fluido.

Entonces ¿el gurú solo es necesario como motivación? Para mi, si. Hasta que uno aprende a sacársela de dentro. Siempre es más fácil enamorarse de alguien de fuera porque coincide con nuestra idea de perfección.
Siempre es más difícil enamorarse del que vive dentro de uno, porque fastidia su conocida imperfección (es lo que tiene verse desde el otro extremo de las ideas de perfección).

Claro que nunca amaremos hasta que no nos amemos, es evidente. Si lo que buscamos es vivir un mito, un gurú es indispensable.

Si preferimos vivir, un gurú es, ni más ni menos, un excelente punto de partida al que estar siempre agradecido.
Mirando el dedo del gurú con arrobo, uno no ve que le está señalando, y se lleva una colleja (lo aprendí en una de Bruce Lee, uno de mis gurús favoritos).


Roberto Rodríguez Nogueira

Yoga yournal

Noticias +


Es curioso como a veces se desarrollan conversaciones muy parecidas con diferentes personas, sin propiciarlas de antemano, claro, de lo contrario no sería curioso.

En este caso quizá la saturación y el cansancio de poner un telediario y empaparse de tanto drama, tantas miserias, tragedias, calamidades, ha provocado el mismo comentario en varias personas con las que he tenido el placer de conversar: ¿Es que no sucede nada bueno en el mundo?.

La pregunta ya me rondaba hacía tiempo, pero en mi caso, ya resulta casi patológica la incesante búsqueda de la otra cara de la moneda que a veces el mundo se empeña en mostrarnos sin escatimar en la negrura de sus detalles.

La noticia es antigua, pero aún no ha caducado, así que al menos tenemos constancia de que en algunos rincones del planeta, a veces, sucede algo bueno. Esperemos que no se quede en una mera declaración de buenas intenciones, y sobre todo que cunda el ejemplo...



Suecia dice "petróleo cero"


Antes de 2020, Suecia aspira a convertirse en una economía prácticamente libre de petróleo, una medida audaz que requerirá la colaboración de ciudadanos y empresas.Suecia ya es un líder europeo en materia de energía verde y obtiene del 26 por ciento de su energía de fuentes renovables, comparado con el promedio europeo del seis por ciento. Durante la última década, gran parte de los sistemas de calefacción se han convertido a energías neotermales para aprovechar la abundancia del calor natural y reducir la demanda de combustibles importados.“Un país libre de combustibles fósiles nos aportaría enormes ventajas, y entre las más importantes sería la disminución del efecto de cambios en el precio del petróleo”, dijo el ministro sueco encargado del desarrollo sostenible, Mona Sahlin. “Cada vez más países reconocen la problemática de los combustibles fósiles. Suecia tiene la oportunidad de convertirse en un modelo a seguir y un factor de éxito en los mercados exteriores para las soluciones alternativas”.El gobierno sueco espera lograr sus objetivos mediante un enfoque que integra todos los aspectos del consumo de petróleo. Las empresas cuyas emisiones de carbono sean altas deberán pagar un impuesto especial y se concederán subvenciones a las que decidan utilizar energías limpias. Los residentes que utilizan coches con motores de biodiesel estarán exentos de determinados impuestos de circulación, además de beneficiarse de los precios más baratos del combustible limpio.Hace años que Suecia empezó a aplicar políticas éticas en beneficio del medio ambiente y comenzó a cerrar sus centrales nucleares en 1980. Esta nueva medida radical responde al encarecimiento del petróleo y las pruebas cada vez más claras del calentamiento de la atmósfera. “Si no hacemos nada, o si esperamos demasiado tiempo, la transición podría resultar brutal y costosa. Estaremos obligados a adaptarnos a las circunstancias con menos posibilidades de maniobrar”, dijo Mona Sahlin. “Pero si anticipamos el problema, la transición hacia tecnologías nuevas, limpias y eficientes podría ser menos complicado, sin afectar los progresos logrados en los ámbitos económico y social”. Aunque Suecia es el primer país que fija un objetivo tan ambicioso, otros países tienen planes para reducir el consumo de los recursos limitados a largo plazo. Hace unos meses, incluso el presidente de los EE.UU. habló de la “adicción” al petróleo de su país. Islandia pretende convertir todos sus vehículos a combustibles limpios y el Reino Unido quiere generar el diez por ciento de su energía mediante fuentes renovables en el 2012. Aunque algunas de estas promesas son modestas, demuestran un mayor conocimiento por parte de los gobiernos de las implicaciones si seguimos utilizando combustibles fósiles, y el primer paso en un esfuerzo internacional para combatir el cambio climático.



La activa mente quieta


La mente que de veras está quieta, es asombrosamente activa, fuerte, vital; lo es en sí, no con respecto a nada en particular. Sólo una mente así se halla libre de lo verbal, de la experiencia, del conocimiento. Una mente así puede percibir lo verdadero, una mente así tiene percepción directa, la cual está más allá del tiempo.
La mente puede estar en silencio sólo cuando ha comprendido el proceso del tiempo, y eso requiere vigilancia, ¿no es cierto? Una mente así, ¿no debe, acaso, ser libre? No estar libre de algo, sino ser libre. Sólo conocemos la libertad con respecto a algo. Una mente que está libre de algo no es una mente libre; esa libertad con respecto a alguna cosa es sólo una reacción, y eso no es libertad. Una mente que busca la libertad jamás es libre. Pero la mente es libre cuando comprende el hecho tal como es, sin interpretarlo, sin censurarlo; y, siendo libre, una mente así es inocente, aunque viva 100 días, 100 años y tenga todas las experiencias posibles. Es inocente porque es libre, no libre de algo, sino libre en sí misma. Sólo una mente semejante puede percibir lo verdadero, lo que está más allá del tiempo.

Jiddu Krishnamurti

Los prodigios de la memoria


En la Antigüedad y en la Edad Media se admiraba la memoria por encima de todo. Los grandes genios aparecen descritos como personas de memoria superior. Por ejemplo, santo Tomás de Aquino, teólogo del siglo XVIII, era elogiado por haber redactado mentalmente toda su Summa Theologica y haberla dictado después de un tirón, consultando tan sólo unas pocas notas. El filósofo romano Séneca el Viejo era capaz de repetir una lista de 2000 nombres sin alterar el orden en que los había oido. Otro romano llamado Simplicio recitaba a Virgilio de memoria...¡de atrás para adelante!. Una buena memoria se consideraba la mayor de las virtudes, pues representaba la internalización de un universo de conocimiento externos. De hecho, uno de los temas más recurrentes en las vidas de los santos era que poseían una memoria extraordinaria.
Tras el descubrimiento de Simónides, el arte de la memoria fue codificado en un extenso cuerpo de reglas e instrucciones por sabios como Cicerón y Quintiliano, así como en numerosos tratados medievales. A los estudiantes no sólo se les enseñaba lo que tenían que recordar sino las técnicas para recordarlo. De hecho, hay una gran larga tradición de entrenamiento de la memoria en muchas culturas. El Talmud judío, repleto de ayudas mnemotécnicas, fue transmitido oralmente durante siglos. La memorización del Corán se sigue considerando el logro supremo entre los musulmanes devotos. Los griots ( una especie de trovadores tradicionales) de África occidental y los bardos de los países eslavos narran de memoria extensísimas epopeyas.
Sin embargo, en el último milenio muchos de nosotros hemos experimentado un profundo cambio. Hemos reemplazado de forma gradual nuestra memoria interna por lo que los psicólogos llaman la memoria externa: una vasta superestructura de ayudas tecnológicas, que hemos inventado para no tener que almacenar toda la información en nuestros cerebros. Hemos pasado de recordarlo todo a recordar muy poco. ¿Qué implicaciones puede tener esta “subcontratación” de la memoria para nosotros mismos y para la sociedad? ¿Hemos perdido algo?


National Geographic

Ramillete de palabras

Si has llegado hasta aqui, es porque el amor no conoce fronteras ni límites.

Datos personales

Mi foto
Aprendiza de la vida