De cómo la inocencia disipa las barreras


No tengo nada en contra de la televisión, opino como Groucho Marx: fomenta la cultura pues siempre que la enciendo me dan ganas de apagarla y coger un libro.
Por otro lado, quién es quién para juzgar qué es bueno y qué no. Hay gustos para todo y respetar es vivir en armonía.
Algunas cosas se pueden salvar, y entre ellas personalmente me encanta el anuncio de este año de Toys’r’us, o como diría un amigo sin sentido del ridículo, el toirrú (léase con un acento andaluz ‘apretao’, o sea sin eses, marcando bien la erre y con acento en la ú).
En la juguetería se ven dos hermanos. El niño, mayor, tiene a su hermanita cogida de la mano, cuando empiezan a ver atónitos cómo los juguetes van bajando de las estanterías y se van arremolinando hasta construir un gigante de enormes proporciones con grandes ojos y boca de plastilina (o eso me parece a mi).
Si yo estuviera allí se habría chafado el anuncio, pues ante tal visión habría hecho un surco bien profundo en el suelo dejando una estela de humo mientras huía hacia Tegucigalpa presa del pánico. No me seduce la idea de morir engullida por un gigante aunque sea de juguete y tenga sornisa de plastilina celeste. Lo confieso.
Pero la valiente niña del anuncio, contenta ante semejante transformación y la expectativa de diversión alza su vista hacia el monstruito-multi-juguete y balanceándose con sus preciosas coletas le pregunta con una fresca sonrisa llena de ingenuidad: ¿Juegas?.
Y el gigante enternecido por la propuesta de la peque sigue el balanceo de sus coletas con sus ojos de colorines dibujando una amplia sonrisa de complicidad en su cara de juguete.
Me derrito cada vez que lo veo, no puedo negarlo.

2 comentarios:

Monelle/Carmen 17:47:00  

He reconocer que estás en lo cierto, es a la par de original, muy bueno. Pero a mi, sigue dándome miedo jejeje mi surco hubiera sido más bien acuoso ante tamaño monstruo,y de hecho, si te fijas, bajo el niño puede que haya un pequeño charco jejeje.
Besos.

Carmen

Clematide 18:57:00  

Ja ja ja me fijaré la próxima vez que lo vea, ja ja ja.
Un besito Carmen.

Ramillete de palabras

Si has llegado hasta aqui, es porque el amor no conoce fronteras ni límites.

Datos personales

Mi foto
Aprendiza de la vida