Caminar...


Tengo una propuesta simple...para mí misma también.

Consiste en probar a caminar.

No me refiero a mover los pies alternativamente de forma automática mientras pensamos en lo que hemos hecho previamente o lo que vamos a hacer a continuación.

No me refiero a usar nuestra mente como un gps que nos conduce usando datos almacenados en la memoria mientras aprovechamos para evadirnos a cualquier otro lugar menos el momento presente.

Estoy hablando de sentir la tierra bajo nuestros pies al posarlos en el suelo, sentir la brisa fresca o cálida en nuestra piel, sentir como nuestros pulmones se ensanchan y se contraen de forma milagrosa sin que tengamos que controlar el proceso, percibir los latidos de nuestro corazón en cualquier rincón de esa maravillosa máquina que es nuestro cuerpo, percibir los aromas, los colores, los sabores del mundo que vamos descubriendo a nuestro paso.
Propongo volver la vista hacia adentro y descubrir todas las sensaciones que se revelan mágicamente ante nuestra mirada.

Me refiero a probar descubrir el milagro único del Universo latiendo a través de nuestras células y descubrir la alegría de conectar directamente con la fuente de donde emana.

2 comentarios:

Monelle/Carmen 2:29:00  

Una propuesta maravillosa Loli, alguna vez lo llegué a hacer, eran momentos en los que la paz y el sosiego daban para eso y más, me encantará poder encontrarme de nuevo con esa Carmen que fue capaz de seguir ese camino, no es sencillo, la vida nos pone la zancadilla constantemente, pero este es un buen propósito. Gracias por la sugerencia.
Besos.
Carmen

Clematide 11:29:00  

De eso se trata, de buscar esa paz inalterable dentro, aunque el mundo se mueva a otro ritmo.
Un besito Carmen.

Ramillete de palabras

Si has llegado hasta aqui, es porque el amor no conoce fronteras ni límites.

Datos personales

Mi foto
Aprendiza de la vida