Morir cada día


¿Qué es la edad? ¿Es el número de años que uno ha vivido? Eso forma parte de la edad; uno ha nacido en tal y tal año, y ahora tiene quince, cuarenta o sesenta años. El cuerpo envejece, y lo mismo ocurre con la mente cuando está cargada con todas las experiencias, desdichas y fatigas de la vida; y una mente así jamás puede descubrir qué es la verdad. La mente puede descubrir algo sólo cuando es joven, fresca, inocente; pero la inocencia no es una cuestión de edad. No sólo el niño es inocente ‑puede no serlo-, sino la mente que es capaz de experimentar sin acumular los residuos de la experiencia. La mente tiene que experimentar, eso es inevitable. Tiene que responder a todo, al río, al animal enfermo, al cuerpo muerto que llevan para la cremación, a los pobres aldeanos que transportan sus cargas por el camino, a las torturas y miserias de la vida; de lo contrario, la mente ya está muerta. Pero tiene que ser capaz de responder sin quedar atrapada en la experiencia. La tradición, la acumulación de experiencias, las cenizas de la memoria, todo eso es lo que envejece a la mente. La mente que muere cada día a los recuerdos del ayer, a todas las alegrías y los dolores del pasado, una mente así es lozana, inocente, no tiene edad; y sin esa inocencia, ya sea que uno tenga diez años o sesenta, no encontrará a Dios.

Jiddu Krishnamurti

4 comentarios:

Monelle/Carmen 11:02:00  

Es una cuestión que todos nos hemos hechos. Tendemos a medir todo lo que nos rodea, no podía ser menos con nuestra propia vida. Creo que cada momento se merece un pequeño respiro y un mirar atrás, y aprender de las experiencias, o leer textos como éste, para aprender a reflexionar. Besos.
Carmen

Clematide 12:12:00  

Hay muchas cosas que hacemos de forma automática, se nos va media vida asi..
Gracias por venir, Carmen.

Manel Aljama 15:15:00  

El pasado tanto el feliz como el doloroso, son así como ataduras. Las reencarnaciones no serían posibles si recordáramos las imperfecciones de otras vidas... Nos haría malvivir.

Clematide 23:14:00  

Totalmente de acuerdo contigo, Manel.
Un beso!

Ramillete de palabras

Si has llegado hasta aqui, es porque el amor no conoce fronteras ni límites.

Datos personales

Mi foto
Aprendiza de la vida