La giganta


Cuando Naturaleza, en su brío poderoso,

Concebía diariamente monstruosas criaturas,

Vivir habría querido cerca de una giganta

Como al pie de una reina un gato ronroneante.


Habría visto su cuerpo florecer con su espíritu

Y en libertad crecer con sus juegos terribles;

Sabría si el corazón guarda una llamarada,

En las mojadas nieblas que bogan por sus ojos.


Recorrer, al azar, sus magníficas formas;

Escalar las vertientes de sus piernas enormes

Y, acaso, en el estío, cuando soles malsanos


La tumbaran rendida en mitad de los campos,

A la sombra del seno dormitar sin cuidado,

Como escondida aldea al pie de una montaña.


Baudelaire

Las flores del Mal


A Victoriano para su collage de Obras de Arte (En la foto Cleopatra)

2 comentarios:

Monelle/Carmen (Coeditora Soterrània) 7:00:00  

De sobra creo que sabes que es mi autor favorito. Excelente selección. Besos.
Carmen

Clematide 21:15:00  

Te confieso con la cara colorada de vergüenza, que no me acordaba, sin embargo me alegro que sea así, pues en adelante incluiré más obras suyas.
Besitos guapisima.

Ramillete de palabras

Si has llegado hasta aqui, es porque el amor no conoce fronteras ni límites.

Datos personales

Mi foto
Aprendiza de la vida