Más regalos...


Llevo un tiempo sin aparecer por aqui...ya viene siendo casi habitual, como si la vida me quisiera acostumbrar a sentir la conexión sin la "conexión" a Internet. Hay muchas más lecturas y muchos más regalos de la vida estos días.

Sin ir más lejos.

Abro un libro de Eduardo Grecco y me encuentro esta deliciosa perla en la primera página...¿cómo no estar agradecida?.


"No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños. No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte, que es casi un deber. No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario. No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo. Pase lo que pase nuestra esencia está intacta. Somos seres llenos de pasión. La vida es desierto y oasis. Nos derriba, nos lastima, nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia. Aunque el viento sople en contra, la poderosa obra continúa: Tú puedes aportar una estrofa. No dejes nunca de soñar, porque en sueños es libre el hombre."


Walt Whitman

8 comentarios:

iris 20:33:00  

Gracias por el regalo, yo como tú hace tiempo que no escribo en el blog, pero es que mi mente está dispersa y entretenida con otras cosas. El texto que nos has regalado es buenísimo, pero el problema de soñar es cuando dedicamos más tiempo a soñar que a vivir el momemto. Creo que sabes de que hablo amiga "CLEMÁTIDE".Besos y achuchón.

Carmen Rosa Signes 8:39:00  

El grado de la Libertad, de nuestra libertad, se debería valorar en la medida que somos capaces de decir que no a lo que nos rodea, el poder de cambiar, la capacidad de expresarnos en las formas y maneras que queramos sin límites, tropiezos, ni negaciones. Así que si ahora te sientes bien sin depender de una u otra cosa, es por que debe ser así. No obstante, no nos abandones del todo que necesitamos de tus palabras.
Besos Loli.
Carmen

Clematide 9:15:00  

Me he puesto colorada, Iris, no me acordaba que eres una maestra floral...je je je, bueno, esa es mi tarea a veces demasiado constante...no buscar el refugio en ese mundo sutil y cálido de los sueños. Este otro tipo de sueños...lo que crean nuestra realidad...son ahora mi objetivo.
Gracias por tus siempre amables comentarios, Iris, no sabes cómo me gusta que vengas.

Clematide 9:17:00  

No puedo abandonar este sitio, me gusta demasiado venir y encontrarme con amigas como tú, Carmen...que siempre llegan puntuales y con las manos y el corazón llenos de regalos...
Un beso enorme, corazoncito.

Carlos 12:40:00  

Este espacio es a la vez público e intimo. Hay mucha paz en tu espacio. También yo llevo tiempo sin escribir. Se acerca el verano y ya nos sucedió el año pasado. Un abrazo

Clematide 17:35:00  

Es bonito que sientas que todo puede ser...público e íntimo, como si fueran contradicciones. Cada día soy más bipolar, y a la vez...todo lo contrario! ja ja ja, esto es genial.
Gracias Carlos...por TODO!

Manel Aljama 11:23:00  

Yo también he bajado el ritmo o mejor dicho, he quitado el pie del acelerador, pero no por eso abandono. Además, hago caso al texto de tu regalo. Acudir a publicar algo en el blog y venir a visitar el tuyo, es una labor irrenunciable.
No dejemos que cunda el desánimo. Simplemente es que no tenemos tanta prisa...
Besos

Clematide 11:21:00  

El verano impone este ritmo de...simplemente disfrutar y hay que dejarse llevar. Creo que a estas alturas es mucho más difícil abandonar este camino, que seguir adelante...el impulso siempre está.
Gracias por tu visita Manel..

Ramillete de palabras

Si has llegado hasta aqui, es porque el amor no conoce fronteras ni límites.

Datos personales

Mi foto
Aprendiza de la vida