La casa de huéspedes



El ser humano es similar a una casa de huéspedes.
Cada día llega alguien nuevo a su puerta: una alegría, una decepción, algo difícil o doloroso se presentarán como visitantes inesperados.
Dales la bienvenida y acógelos a todos, incluso si es una muchedumbre de preocupaciones la que vacía tu casa de sus muebles. Trata a cada huésped honorablemente, ya que podría estar vaciándote para una nueva delicia.
Ve a la puerta de entrada y recibe con una sonrisa al pensamiento oscuro, a la vergüenza, a la malicia, e invítales a pasar.
Sé agradecido con cualquiera que venga, porque cada uno ha sido enviado como guardián del Más Allá.

Rumi

7 comentarios:

escuchando palabras 5:49:00  

tan real como cierto, seamos agradecidos y valoremos cada instante, bellea reflexion, besitos

Clematide 15:13:00  

Agradezcamos y valoremos también esa otra parte oscura que a veces no queremos ver ni en pintura...! forma parte de nosotros también
Muchas gracias por tu visita!!!

iris 22:57:00  

Gracias por compartir esta sabia reflexión. Si siempre cerramos la puerta al que consideramos "nuestro lado malo", nunca llegaremos a conocerlo y por lo tanto nunca nos conoceremos plenamente. Besos y un cálido abrazo.

Clematide 19:45:00  

Es para que no se me olvide...sin mi sombra estoy incompleta!!!
Gracias a ti por tu visita y tu comentario Iris, un beso!.

Manel Aljama 16:45:00  

Pues sí, con la frente alta y la mirada limpia se puede uno enfrentar a lo oscuro. ¿Cómo si no?
Un abrazo inmenso!

Clematide 21:36:00  

Así es Manel.
Esta reflexión nos puede servir también para darnos cuenta de que todo es necesario...¿Cómo apreciar el día sin la noche?¿O la luz sin la oscuridad? eliminando etiquetas...bueno-malo es más sencillo integrar en nosotros todo lo que nos completa.
¡Un beso Grandote!

Manel Aljama 22:26:00  

Tienes razón, sin la noche no sabríamos que lo que vale el día (y al revés).
Un beso también para ti!

Ramillete de palabras

Si has llegado hasta aqui, es porque el amor no conoce fronteras ni límites.

Datos personales

Mi foto
Aprendiza de la vida