Delirios de verano


Hace mucho que no vivo por aquí.

Y digo “vivo” consciente de que cada vez que tecleo palabras en un folio virtual en una pantalla de ordenador, estoy creando una realidad más…una forma diferente de vida.

Esto forma parte de esa manía que tengo de diseccionar todo. La vida es una, pero para mi, la vida se manifiesta de formas tan dispares que las tengo que clasificar para poder situarme. Toda esta reflexión me hace “pensar”…

Estoy divagando, pero en definitiva vengo a decir que todo esto lo crea mi mente…y yo me lo creo, o no. Esa es la “vida” que ahora estoy explorando. Mi mente crea mundos paralelos, pero yo tengo la opción de reunirlos en una sola vida, o seguir diseccionándolos a gusto de mi mente...que va creando a su antojo.

Y también hay otra que supervisa lo que crea la mente, otra que lo critica, otra que lo reforma, otra que lo amplia, otra que le da brillo, otra que lo arrincona…y así hasta el infinito.

Cuando escribo, vivo, cuando leo, vivo, cuando huelo, vivo, cuando escucho, vivo, cuando miro, vivo…y todo es una sola vida…

Y nada de esto es…

Solo la que está respirando en mi ES…el resto es creación de mi mente, y con estas creaciones yo juego y me divierto.

Os juro que lo más alucinógeno que he tomado ha sido un té helado con hierbabuena…es solo que llevo mucho tiempo sin teclear delante de esta hermosura de pantalla y tenía muchos delirios en la trastienda.

8 comentarios:

escuchando palabras 23:25:00  

parece muy rico ese te c menta, besos

Manel Aljama 9:11:00  

Gracias por volver con una reflexión que creo muy sabia. Si además a esa realidad que creas, se añade la del que lo lee y transforma y mezcla lo que acabas de teclear con sus reflexiones nos damos cuenta del potencial que tiene el ser llamado "humano". Los animales quizá tengan algo igual pero no son ostentan tanto y son más silenciosos.
Namasté

Clematide 16:58:00  

Tienes razón Manel...los humanos armamos demasiado jaleo para todo...nos atribuimos cualquier mérito, cuando la naturaleza está llena de ejemplos de humildad, fortaleza, sabiduría...y mil cosas más.
¡Un abrazo fresquito de verano!

iris 18:45:00  

Oye, ese té tiene mú buena pinta, 'como que ahora mismito me voy a preparar uno,ummmm...con yerbabuena y limón. ¡Esto es vida!. Gracias por compartir pensamientos y emociones. Besos.

Clematide 11:40:00  

¡¡¡Y además refresca también la mente y las emociones!!! Que aproveche Iris y gracias por venir...

Clematide 11:59:00  

El té está riquísimo...¡Te invito a uno! Gracias por participar "Escuchando palabras" es un placer para mi...
¡Besos!

Mauricio 20:30:00  

Muy buenas palabras, cada quien es dueño de su propia realidad, sin embargo nos hizo falta el manual y guia de usuario para esta vida material que afortunada o desafortunadamente nos toco vivir... pero a fin de cuentas el divagar, el crear nuestra propia realidad, el sentirla, probarla y explotarla a nuestro antojo es lo que nos llena de vida y esperanza para disfrutar del infinito presente... !

Clematide 20:24:00  

Con un libro de instrucciones esta vida sería un mero trámite, no podríamos saborear el cosquilleo de lo inesperado, de lo imprevisible...quizá!.
Gracias por tu aportación Mauricio

Ramillete de palabras

Si has llegado hasta aqui, es porque el amor no conoce fronteras ni límites.

Datos personales

Mi foto
Aprendiza de la vida