Dejando rituales...


Cada año que pasa es diferente. Al principio levantarme y practicar yoga a las cinco de la mañana y quemar incienso ante la foto del gurú de mi fascinación me ayudaba a iniciar una disciplina. Haberlo dejado y retomado tantas veces me ha dado dos cosas esenciales.

Primera, voy conociendo los efectos reales de la práctica sobre todo mi ser, algo que solo se nota cuando no se tiene.
Segunda, no necesito incienso, foto de gurú ni levantarme a las cinco de la mañana. Puedo, simplemente, practicar yoga.

Al principio necesité enfocarme en una disciplina estricta y estruendosa, pero si uno se empeña en practicar pase lo que pase, no necesita apoyarse en más ritual. La disciplina no es levantarse a las cinco; es practicar siempre que sea posible. Y no hacerlo cuando no es posible no es no practicar; es practicar distinto y más fluido.

Entonces ¿el gurú solo es necesario como motivación? Para mi, si. Hasta que uno aprende a sacársela de dentro. Siempre es más fácil enamorarse de alguien de fuera porque coincide con nuestra idea de perfección.
Siempre es más difícil enamorarse del que vive dentro de uno, porque fastidia su conocida imperfección (es lo que tiene verse desde el otro extremo de las ideas de perfección).

Claro que nunca amaremos hasta que no nos amemos, es evidente. Si lo que buscamos es vivir un mito, un gurú es indispensable.

Si preferimos vivir, un gurú es, ni más ni menos, un excelente punto de partida al que estar siempre agradecido.
Mirando el dedo del gurú con arrobo, uno no ve que le está señalando, y se lleva una colleja (lo aprendí en una de Bruce Lee, uno de mis gurús favoritos).


Roberto Rodríguez Nogueira

Yoga yournal

2 comentarios:

Monelle/Carmen (Coeditora Soterrània) 18:19:00  

Me encantó el final. Muy interesante. Besos y feliz fin de semana.

Carmen

Clematide 21:09:00  

Un punto de humor que siempre es necesario. Feliz fin de semana a ti también, Carmen. Besitos!

Ramillete de palabras

Si has llegado hasta aqui, es porque el amor no conoce fronteras ni límites.

Datos personales

Mi foto
Aprendiza de la vida