El silencio habla


Cuando pierdes contacto con la quietud interior, pierdes contacto contigo mismo. Cuando pierdes contacto contigo mismo, te pierdes en el mundo. Tu sentido más interno de ti mismo, tu sentido de quién eres, es inseparable de la quietud. Ése es el Yo Soy que es más profundo que el nombre y la forma. La quietud es tu naturaleza esencial. ¿Qué es la quietud? El espacio interno o conciencia en el que las palabras de esta página son percibidas y se convierten en pensamientos. Sin esa conciencia, no habría percepción, ni pensamientos, ni mundo. Tú eres esa conciencia, disfrazada de persona.


Eckhart Tolle

5 comentarios:

Monelle/Carmen 10:33:00  

El problema es que hay días en los que la quietud se pierde, y no hay palabra por suave y tierna que escuchemos que nos sirva de ayuda. Es bonito llegar a conseguirla, para evitarlos.
Besos querida amiga.
Carmen

Carlos 14:06:00  

Una mirada, una sonrisa, un llanto, un gesto, el roce con la piel, el aroma, etc. No hay palabras.
Gracias otra vez

Clematide 23:16:00  

Creo que el camino que hacemos de la inquietud a la quietud y viceversa, es el estímulo que nos ayuda a desarrollar la aceptación de estas dos fases (necesarias, creo) en la vida. Me gustan tus reflexiones, Carmen, Gracias!

La agradecida soy yo, Carlos, por esa energía (bien visible) que dejas en este rinconcito.
¡Un beso!

Manel Aljama 14:20:00  

Totalmente de acuerdo contigo y con Carmen. Cuando sucede eso, se pasa fatal y lo mejor es buscar aunque sean cinco minutos para esa quietud. Luego se duerme mejor.

Clematide 23:05:00  

Creo que es muy sano explorarse en ambas situaciones...para perder el miedo a perder la quietud. Puede ser que la inquietud también traiga un mensaje, para poder dormir mejor.
Gracias Manel, ya te echaba de menos por aqui. Tus comentarios son muy sabrosos.

Ramillete de palabras

Si has llegado hasta aqui, es porque el amor no conoce fronteras ni límites.

Datos personales

Mi foto
Aprendiza de la vida