¡Alegría!




Tengo que enviar un saludo, no un saludo cualquiera, un saludo que no puede ser medido con palabras, así que pronto me callaré y dejaré que hable el silencio que sabe expresarse mejor que yo.


Dos compañeros de camino, de alma, de curso, han abierto un nuevo blog.


Carlos y Asun. Asun y Carlos.


En este precioso punto del camino, nuestros destinos se han unido.


Compartimos una especie de sendero alquímico camuflado en forma de curso, en el que estamos removiendo nuestros más firmes cimientos. Descubriendo nuestras luces, y nuestras sombras, intentando reconciliarnos con ellas sin morir en el intento.


Me siento muy feliz de haber encontrado compañeros como vosotros en el periplo de mi alma por este planeta Tierra.


Y no puedo olvidarme del resto de los compañeros del alma, como dice Carlos...Alicia, Cristina, Laura, María, Mariángeles, Susana, Teresa...y el Maestro, Luis, sin vosotros este momento no tendría el mismo color, ni sabor, ni aroma...


Muchas gracias...










Y ahora el silencio dice el resto...

4 comentarios:

Monelle/Carmen 8:32:00  

Es grato ir conociendo gente nueva, de la que poder aprender, con la que poder compartir. Me alegro que así séa.
Besos.
Carmen

Clematide 1:52:00  

Más compañeros con los que compartir y nutrir el alma....fantástico.
Gracias, Carmen, por tu siempre preciosa visita.

Carlos 9:11:00  

Me siento muy bien. Gracias por el cariño y el amor que pones en las cosas que haces. es por eso que se ve en todo lo que haces lo que hay dentro de ti.
Un beso
Carlos

Clematide 22:52:00  

Gracias a ti, Carlos. Lo que tú ves es también tu reflejo...
Es un precioso momento que compartir con compañeros de camino como tú. ¡¡¡Gracias!!!

Ramillete de palabras

Si has llegado hasta aqui, es porque el amor no conoce fronteras ni límites.

Datos personales

Mi foto
Aprendiza de la vida