La hermana agua


Laudatu si, mi Signore, per sor acqua…

San Francisco de Asís.


A quien va a leer
Un hilo de agua que cae de una llave imperfecta; un hilo de agua, manso y diáfano, que gorjea toda la noche y todas las noches cerca de mi alcoba; que canta a mi soledad y en ella me acompaña; un hilo de agua: ¡qué cosa tan sencilla! Y, sin embargo, estas gotas incesantes y sonoras me han enseñado más que los libros.
El alma del Agua me ha hablado en la sombra –el alma santa del Agua- y yo la he oído, con recogimiento y con amor. Lo que me ha dicho está escrito en páginas que pueden compendiarse así: ser dócil, ser cristalino; esta es la ley y los profetas; y tales páginas han formado un poema
Yo sé que quien lo lea sentirá el suave placer que yo he sentido al escucharlo de los labios de Sor Acqua; y este será mi galardón en la prueba, hasta que mis huesos se regocijen en la gracia de Dios.


Amado Nervo


4 comentarios:

Monelle/Carmen 0:08:00  

Bellísimo texto. Me gustó mucho.
Besos Loli.
Carmen

Carlos 10:35:00  

Hola Guapa
Tengo una grabación en la que se escucha el agua fluir en un arroyo. A veces la utilizo para meditar. No es lo mismo pero...
Nos vemos despues en clase
Por cierto. Tiene un blog precioso. Tienes muy buen gusto
Carlos

Clematide 21:50:00  

Es un texto muy significativo para mi, marcó una época de comienzos y de ilusiones, y ayer por "casualidad" me lo encontré de nuevo entre unos papeles que ordenaba. Quise compartirlo aqui.
Gracias Carmen.

Clematide 21:56:00  

Que lujo para este rinconcito tener tu comentario, Juan Carlos!!! Muchas gracias.
El sonido del agua es inimitable, y además lo encontramos en tantas formas como el mismo agua pueda tomar. Ya habló Luis del tema la semana pasada, y cuando encontré este texto de nuevo, me acordé.
"Sincronicidades" de la vida.
Gracias por entrar, Carlos, me alegro que te guste. La mayor parte de la belleza de este blog, son las personas que entráis a verlo. Estás en tu casa, pasa hasta la cocina...
Un besito!

Ramillete de palabras

Si has llegado hasta aqui, es porque el amor no conoce fronteras ni límites.

Datos personales

Mi foto
Aprendiza de la vida