Dilema






La eterna pregunta de la identidad:
ser o no ser.
Dejarse ir,
o quedarse en esta orilla,
en la seguridad,
o ir allá donde el paisaje se adivina frondoso,
se percibe
y casi nos parece oler las flores del otro lado
y nos vamos embriagando del olor presentido
que nos va penetrando,
y son las flores, las enredaderas,
el agua del otro lado que nos está sonando en la memoria
con su olor a mango,
y es ese sentir que el corazón está próximo a estallar
(el olor del malinche, las explosiones del malinche),
los faunos,
un día que se va,
un día que pudimos haber estado al otro lado
y no estuvimos.

Gioconda Belli


2 comentarios:

Monelle/Carmen 1:34:00  

Veo que hoy la sensualidad de los aromas te han cautivado. Hermoso poema para representarlo.
Besos de fin de semana.

Carmen

Clematide 11:26:00  

¡Si!Lo que ocurre es que soy muy primitiva y me inspiran los sentidos más primarios...además Gioconda me lo puso fácil je je je.
Gracias, ¡encanto!

Ramillete de palabras

Si has llegado hasta aqui, es porque el amor no conoce fronteras ni límites.

Datos personales

Mi foto
Aprendiza de la vida