Ni tú ni yo somos los mismos...




El Buda fue el hombre más despierto de su época. Nadie como él comprendió el sufrimiento humano y desarrolló la benevolencia y la compasión. Entre sus primos, se encontraba el perverso Devadatta, siempre celoso del maestro y empeñado en desacreditarlo e incluso dispuesto a matarlo.
Cierto día que el Buda estaba paseando tranquilamente, Devadatta, a su paso, le arrojó una pesada roca desde la cima de una colina, con la intención de acabar con su vida. Sin embargo, la roca sólo cayó al lado del Buda y Devadatta no pudo conseguir su objetivo. El Buda se dio cuenta de lo sucedido permaneció impasible, sin perder la sonrisa de los labios.
Días después, el Buda se cruzó con su primo y lo saludó afectuosamente.
Muy sorprendido, Devadatta preguntó:
--¿No estás enfadado, señor?
--No, claro que no.
Sin salir de su asombro, inquirió:
--¿Por qué?
Y el Buda dijo:
--Porque ni tú eres ya el que arrojó la roca, ni yo soy ya el que estaba allí cuando me fue arrojada.


*El Maestro dice: Para el que sabe ver, todo es transitorio: para el que sabe amar, todo es perdonable.


Ramiro Calle

(101 cuentos clásicos de la India)

8 comentarios:

Carlos 10:11:00  

Gracias.
En los detalles de lo cotidiano está el crecimiento o como lo queramos llamar. Vivir el ahora, sentirlo y disfrutarlo. Aunque no subieron, las magdalenas salieron buenisimas y con eso es con lo que tengo que quedarme. Compartir hace más llevadero el camino.
Hasta la tarde
Un beso
Carlos

Monelle/Carmen 12:47:00  

Tengo ese libro de Ramiro Calle y es un compendio de sabiduría, tradición y preciosismo. Me encanta.
Besos.
Carmen

Clematide 22:42:00  

¡¡¡Compartir es multiplicar la magia de la vida!!!
Me alegro mucho que tus magdalenas hayar recibido tu visto bueno, ja ja ja ja, ejem, estooooo, tráete algunas a clase....¿no? ja ja ja.
Aprender de ti y contigo es un placer, Carlos, Muchas gracias!!!

Clematide 22:44:00  

Hay algunos cuentos geniales, estoy de acuerdo contigo.
Un besito Carmen.
¡Gracias por tus agradables visitas!

Maria Rojo 11:41:00  

Que bonito libro, habra que hacerse con uno ;) tengo la biografia de Buda, es preciosa, si la quieres ya sabes donde estoy preciosa ;)

Clematide 23:05:00  

La excusa perfecta para quedar un día, fiesta, fiesta!!! yujuuuuuu!!! ja ja ja.
Gracias cielo, eres un verdadero solete. Muchos besitos (Por cierto, ¿y tus fotos de la cenaaaa?)

Lotus 23:25:00  

Muchas gracias por compartir este estupendo cuento. Y gracias por recomendar a Ramiro Calle, este libro es una pasada.
Por cierto, tienes que decirme donde encuentras estas fotos tan chulas para tu blog, me encantan

Clematide 23:10:00  

Gracias a ti por darte el paseíto hasta aqui. Las fotos no tienen misterio, con paciencia se encuentran en internet.
Muchos besitos

Ramillete de palabras

Si has llegado hasta aqui, es porque el amor no conoce fronteras ni límites.

Datos personales

Mi foto
Aprendiza de la vida