Los límites del amor. (continuación)


Comprométete con tu persona e intenta ser coherente
Define exactamente qué quieres hacer de tu vida. Cuáles son tus proyectos, qué tipo de relación quieres, cuáles son tus metas u objetivos esenciales. Hazlos explícitos y comprométete con ellos. Trata de mantener activa la razón vital que te determina y el sentido de vida que elegiste. Ése es el primer paso: tomar conciencia de quién eres y para dónde vas. Luego, debes actuar en concordancia con esas metas, con la dirección que dictaminan tus sueños y anhelos. Cuando actúas en contra de tus principios, te violentas internamente, te traicionas, intentas ser lo que no eres. Ser coherente significa que tus teorías y sentimientos concuerdan con tus comportamientos. No hablo de ser intransigente, porque la coherencia del sabio no es dogma sino flexibilidad. Me refiero a que trates de reafirmar tus puntos de vista personales, y ejerzas el derecho a la defensa, que nada tiene que ver con la irracionalidad del que se las sabe todas.

Walter Riso

5 comentarios:

chati 1:52:00  

Como siempre, sabias palabras, me encantan tus post, todos transmiten sabiduria. muchos besos

chati 1:52:00  

Como siempre, sabias palabras, me encantan tus post, todos transmiten sabiduria. muchos besos

Clematide 22:38:00  

Tú que sabes ver la sabiduría detrás de las palabras...
Un beso chati linda!

Monelle 12:01:00  

De veras que éste es un tema intersante y muy útil. Besos amiga.

Carmen

Clematide 21:48:00  

Pues seguramente pondré algunos apuntes más del mismo autor.
Besitos!

Ramillete de palabras

Si has llegado hasta aqui, es porque el amor no conoce fronteras ni límites.

Datos personales

Mi foto
Aprendiza de la vida